Burgos será agresivo - VÍDEO

01/18/2013 |
El peleador dijo estar confiado en el entrenamiento que realizó para el pleito. (Enviado especial / Juan Luis Martínez)  
El púgil mexicano intentará por segunda ocasión en su carrera coronarse campeón mundial.

Nueva York. Juan Carlos Burgos sabe lo que es pelear por un título mundial.

En el 2010, el azteca retó al japonés Hozumi Hasegawa por el cetro pluma (126 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), pero se quedó corto en sus aspiraciones al caer derrotado por decisión unánime, su única derrota hasta el momento.

Pero todo lo que aprendió en aquella oportunidad espera ponerlo en práctica este sábado, cuando rete al boricua Román “Rocky” Martínez por el título júnior ligero (130 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“En la primera ocasión me excedí en confianza. Creo que esa fue la gran lección, que es algo que no debo hacer con ningún rival”, destacó Burgos en un aparte con la prensa puertorriqueña.

“Con Martínez hice una preparación con mucha dedicación y entrega porque sé que él es un gran peleador. Vengo con más ganas, con mejor preparación que la otra ocasión y estoy listo para ser campeón del mundo en el 2013”, destacó.


Burgos (30-1, 19 KO) reconoció que Martínez es un peleador de poder en sus manos, aguerrido y de gran corazón, pero está convencido de que tiene con qué arrebatarle el título, sobre todo, por su preparación.

“Vamos a hacer una pelea inteligente. Vamos a trabajar para la distancia, que es lo que más me conviene, pero cuando sea necesario, vamos a intercambiar golpes. Vamos a envolver a Martínez en nuestro plan de pelea. No dejar que él imponga su ritmo porque es un peleador fuerte, que presiona mucho”, sostuvo Burgos.

“Rocky va para el frente tirando una gran cantidad de golpes. No le importa recibir con tal de dar, pero se abre mucho a la hora de tirar los golpes y eso me va a beneficiar debido a que soy un boxeador que tiro bien los golpes a distancia”, explicó.

Burgos, nacido en Puebla pero desarrollado y residente de Tijuana, es consciente de que Martínez tendrá el público a su favor.

“Obviamente, en Nueva York hay una gran influencia boricua, pero en el cuadrilátero vamos a estar solamente él y yo. El público no podrá hacer nada para ayudarle”, sentenció Burgos.