Un éxito planificado el de los Indios

01/19/2013 |
El cubano Yasiel Puig es uno de los refuerzos de los Indios de Mayagüez que pertenecen a los Dodgers de Los Ángeles. (Archivo)  
Los Indios trabajaron mano a mano con equipos de las Mayores para presentar refuerzos de calidad.

Caguas. Hay una idea popular acerca de que para tener éxito, se debe hacer una mezcla de un estructurado plan de trabajo, una correcta identificación de talento y buenas conexiones.

Precisamente, eso es lo que tuvieron esta temporada los Indios de Mayagüez, y que volvió a guiarlos a disputar por segundo año consecutivo la serie final.

El coach de lanzadores, Rafy Chaves, es el coordinador de lanzadores de los Dodgers de Los Ángeles, mientras que el dirigente Dave Miley es el piloto de la filial de Triple A de los Yanquis de Nueva York en las Ligas Menores.

Esa fue la razón por la que hemos visto jugar en Puerto Rico a varios prospectos de los Dodgers, entre los que se destacan el jardinero cubano Yasiel Puig y otros jugadores de los Yanquis como Preston Claiborne y Adonis García.

“Fue un trabajo en conjunto. Yo hice algunas sugerencias, Dave Miley también aportó otras y la gerencia decidió aceptarlas. Así fue que llegó Adonis García, Ángelo Gumbs y Preston Claiborne de los Yanquis y tuvimos a Yasiel Puig, entre otros prospectos de los Dodgers”, sostuvo Chaves.

Sin embargo, son los Dodgers los que han traído la mayor cantidad de refuerzos a las filas de los Indios. Además de Puig, la organización de Los Ángeles envió esta temporada a Puerto Rico a Aaron Miller, Onelki García, Jon Huber, Jarret Martin, Mike Parisi, Josh Walter y Ronald Belisario.

“Más que crearme un sentido de responsabilidad, me refresca porque ellos están confiando en mi trabajo. Bien lo dice el refrán: ‘es mejor malo conocido que bueno por conocer’, y al equipo traer personal de mi misma organización, me da una idea de lo que podemos llegar a hacer y cómo trabajarlos”, aseguró Chaves, sentado en el dugout de visitante en el estadio Yldefonso Solá Morales.

Conseguir los permisos de los jugadores ha sido una cuestión de estudio de lo que han hecho en el verano, lo que ha ayudado a los Indios a estructurar un plan de trabajo en el que hay un constante flujo de refuerzos entrando a la tribu.

“Para conseguir los permisos ha sido clave el ver cómo han trabajado los jugadores, en mi caso los lanzadores, en Estados Unidos. Es saber cuál era el trabajo que tenía pensado las organizaciones para ellos y ofrecerle extenderlo en la liga invernal. Por ejemplo, si un lanzador tenía que lanzar 150 entradas, pero se quedó en 120, uno le ofrece que lance esas 30 entradas que le restan en Puerto Rico”, dijo Chaves.

“En el caso de los bateadores es lo mismo. Por ejemplo, en el caso de Puig, ellos querían que viera más turnos al bate y aquí está haciéndolo con Mayagüez”, prosiguió.

Chaves aseguró que todos los movimientos de los Indios han sido previamente estudiados y candelarizados con el fin de llevar a los Indios a obtener el decimooctavo campeonato en la liga invernal.

“Al tener conocimiento de qué es lo que quieren las organizaciones, hemos podido hacer un calendario y prepararnos con tiempo, con el fin de que los cambios no nos cojan por sorpresa. Siempre van a haber contratiempos y lesiones de los cuales no podemos tener en control, pero en la medida que sea posible hemos podido seguirlo”, dijo Chaves.