Sin asesinatos el año pasado Sabana Grande, Maricao y Culebra

01/21/2013 |
De hecho, en el 2011 tampoco hubo asesinatos en Culebra, Maricao y Sabana Grande, según reflejan estadísticas de la Policía, al igual que en Rincón, Orocovis, Las Marías, Guayanilla, Adjuntas, Jayuya y Lares. (Archivo)  
Cada vez son menos los lugares sin un solo homicidio en el año.

Solo tres de los 78 municipios del país fueron agraciados el año pasado porque fueron los únicos donde no se registró ningún asesinato.

¿Cuáles fueron? Tome nota por si quiere mudarse a un lugar más pacífico. Se trata de Culebra, Maricao y Sabana Grande. Moca y Hormigueros casi entran en la lista, pero en ambos hubo muertes violentas el penúltimo día del año.

De hecho, en el 2011 tampoco hubo asesinatos en Culebra, Maricao y Sabana Grande, según reflejan estadísticas de la Policía, al igual que en Rincón, Orocovis, Las Marías, Guayanilla, Adjuntas, Jayuya y Lares.

En otras palabras, cada vez son más los pueblos azotados por el crimen, y solo los considerados como de más difícil acceso son los que se “salvan”.

El alcalde de Culebra, Iván Solís, atribuyó la paz en la isla municipio a varios factores, entre ellos que sean apenas 2,000 habitantes y que “todos se conocen, somos como familia”.

Pero no están exentos de problemas, ya que ha habido un aumento en los robos y todavía dependen de los policías estatales, que tienen que viajar a diario desde la isla grande y están expuestos a los cambios en las rutas de las lanchas.

“El trabajo comunitario y los buenos valores, eso es primordial. Todo el mundo se conoce y eso ha contribuido a que no haya tanta criminalidad y no tengamos asesinatos. De todos modos, queremos restablecer la Policía Municipal para aumentar las rondas preventivas”, dijo el funcionario en entrevista telefónica.

El alcalde de Sabana Grande, Miguel “Papín” Ortiz, afirmó que los residentes de su pueblo se sienten seguros de salir y caminar de manera libre, tanto por el casco urbano como por la zona rural.

“Tenemos una Policía Municipal muy activa en colaboración con la estatal, además de que hemos colocado cámaras de seguridad en áreas de dependencias municipales y de la empresa privada, incluyendo la banca, y eso nos coloca como uno de los pueblos más seguros de Puerto Rico’’, dijo el alcalde Ortiz.

Su homólogo vecino de Maricao, Gilberto Pérez Valentín, indicó que su municipio es uno de los más tranquilos y seguros, lo que incluso ha permitido que por varias décadas miles de ciudadanos de otros pueblos hayan despedido el año en la plaza pública, sin que nunca se hayan registrado incidentes ni disparos al aire.

“A nosotros nos llena de orgullo que cientos de puertorriqueños nos acompañen cada 31 de diciembre a la despedida de año, cuando en otros pueblos hasta se meten debajo de las camas para evitar el impacto de alguna bala perdida’’, expreso Pérez Valentín.

Mientras, el alcalde de Hormigueros, Pedro García, dijo que el 30 de diciembre, a solo unas horas para que concluyera el año, se registró un caso de asesinato en un negocio en la zona rural. No obstante, todo apunta a que a la víctima le venían siguiendo desde Mayagüez y fue ejecutado prácticamente en la colindancia de ambas municipalidades.

“Eso fue un incidente aislado porque en nuestro pueblo hay muy poca incidencia criminal, porque mantenemos nuestra juventud ocupada en actividades deportivas y hemos aumentado las oportunidades de empleo, además de que somos un pueblo profundamente religioso y eso nos ha ayudado a ser un municipio seguro’’, declaró el alcalde García.

Por su parte ,el alcalde de Moca, José Enrique “Kiko” Avilés, lamentó que el pasado 30 de diciembre se registrara el único caso de asesinato en ese municipio, prácticamente finalizando el 2012, pero a la vez se mostró complacido de que la incidencia criminal en los delitos tipo 1 logró una baja significante en todos los renglones.

“Eso fue posible gracias al esfuerzo y el trabajo de la Policía Municipal y estatal en nuestro pueblo de Moca, y por eso yo me siento agradecido de Dios, y esperamos que este nuevo año continuemos siendo uno de los pueblos más seguros de todo Puerto Rico’’, expresó Avilés.

¿Cuál es el secreto?

El sociólogo José Rodríguez indicó que los estudios realizados alrededor del mundo demuestran que en lugares con poca criminalidad hay, en cambio, un gran sentido de unidad y solidaridad entre las personas.

“Cuando las sociedades se vuelven más individualistas y dejamos de preocuparnos por el vecino, se empiezan a registrar más problemas sociales y de salud. Tenemos que seguir asistiéndonos unos a los otros para manejar nuestros problemas de manera más efectiva y eficiente. Eso es importante y deberíamos reforzarlo y cultivarlo desde la cuna”, aseguró. Por eso, en los pueblos pequeños, donde es más fácil que la gente se conozca, hay menos crimen, explicó.

“Cuando tú reconoces al otro como parte integral tuya, la vida en sociedad mejora, se pueden resolver juntos los problemas sociales y bajan la tensión. Pero cuando tú estás que no sabes ni quién es el que vive al lado, empiezas a perder sensibilidad y eso es uno de los elementos de los lugares donde hay una gran prevalencia criminal”, agregó.

“Ese valor hay que reforzarlo en nuestra gente. Hay que crear grupos de apoyo, grupos comunitarios, en tu entorno particular, en tu urbanización, en tu condominio, se puede formar. Solamente se necesita el deseo y la sensibilidad de buscar un cambio”, declaró.

Tags

CulebraMaricaoSabana Grande