Pierluisi busca trato igual con el Seguro Social Suplementario

01/22/2013 | 02:01 p.m.
También quiere paridad en el programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas.

WashingtonEl comisionado residente de Puerto Rico en Washington, Pedro Pierluisi, volverá a someter la legislación para que se provea un trato justo a la Isla bajo el programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF, en inglés) y para extender a Puerto Rico el Seguro Social Suplementario (SSI, en inglés).

Así lo anunció hoy en el hemiciclo de la Cámara de Representantes federal donde ató su batalla en ambos temas al problema del estatus territorial de la Isla, al tiempo que le recordó a sus colegas que los electores votaron a favor de cambiar el estatus actual, ante lo que ahora les corresponde actuar.

“El programa de Seguro Social Suplementario le da a ayuda a los discapacitados, envejecientes y a personas no videntes, de bajos ingresos. El Congreso ha elegido no extender el programa a Puerto Rico que, en su lugar, recibe un bloque limitado de ayudas. El pago promedio de SSI a los residentes de los estados es de $500 al mes, mientras que los residentes de Puerto Rico reciben un pago de sólo $70”, indicó Pierluisi.

En tanto, el programa del TANF, que ayuda a familias desventajadas que tienen niños, excluye a los territorios, incluyendo a Puerto Rico., dijo

“La ley federal impone un tope en los fondos que los territorios reciben bajo una combinación de programas, incluyendo el TANF. Mi proyecto de ley eliminaría ese tope que no ha sido aumentado desde 1996 y que haría elegible a los territorios para recibir los fondos del TANF que hoy no reciben. Un trato igual bajo el programa TANF significaría al menos $40 millones de dólares adicionales para Puerto Rico, anualmente”, indicó Pierluisi.

El comisionado residente aseguró en el hemiciclo que “aquellos que buscan evidencia de cómo Puerto Rico es afectado por su estatus territorial, sólo tienen que mirar al trato que recibe la Isla bajo los programas SSI y TANF”.

“Daré la batalla para buscar paridad bajo estos dos programas pero mientras Puerto Rico continúe siendo un territorio, la lucha será cuesta arriba”, expresó.

El comisionado residente recordó a los congresistas que sus constituyentes son tratados de manera diferente al resto de los ciudadanos americanos y les advirtió que tiene un mandato de cambio al estatus actual que habrá de defender en la capital federal.

Así mismo, Pierluisi llamó la atención al hecho de que el presidente Barack Obama invocó durante su discurso inaugural de ayer la sección de la Declaración de la Independencia donde habla de que todos los seres humanos fueron creados “iguales”. En el mismo discurso el presidente reconoció que esos principios nunca han sido auto-ejecutados, sino que han tenido que hacerse valer, acotó.

“Sostenemos como evidentes por sí mismas estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, citó Obama el día de ayer.

Observó que el Presidente, además, enfatizó en que “aunque estas verdades resultan ser evidentes nunca han sido auto-ejecutadas, que aunque la libertad es un regalo de Dios, debe ser asegurada por su gente en la tierra”.

“Para sostener estos principios y valores básicos de nuestra nación, el Presidente y el Congreso deben responder a la expresión democrática de sus conciudadanos residentes en Puerto Rico, quienes han retirado su consentimiento al estatus político actual que los hace ciudadanos de segunda clase y quienes han hecho claro que aspiran a tener derechos democráticos completos así como igualdad total bajo la ley", apuntó.

"Ninguno de mis colegas de los estados, agregó, aceptaría un estatus territorial para sus constituyentes. Así que deben reconocer y respetar que los ciudadanos americanos que yo represento, tampoco lo aceptan ya”, subrayó.