Llorosa Kala Denizard durante su vista preliminar

01/23/2013 |02:54 p.m.
Contra la joven pesan cargos graves de violación a la Ley de Armas y de sustancias controladas.
Kala Gabriela Denizard Alonso enfrenta cargos por violación a la Ley de Armas y de sustancias controladas. (juan.martinez@gfrmedia.com)  

Con el testimonio del empleado de una compañía de limpieza de piscinas y testigo principal del caso, arrancó esta mañana la vista preliminar contra Kala Gabriela Denizard Alonso por un incidente ocurrido el pasado 3 de enero, en la urbanización Los Paseos en Cupey.

Contra la joven, de 24 años, que en ocasiones lució llorosa en la sala 605 del Tribunal de San Juan, pesan cargos graves de violación a la Ley de Armas y de sustancias controladas.

También pesan cargos menos grave de alteración a la paz, conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes y de sustancias controladas. Estos cargos no se ven en la vista preliminar porque después de la determinación de causa para arresto, van directamente a juicio.

Luego de conversaciones entre el ministerio público, representado por la fiscal Adriana Albors Ortiz, y el equipo de la defensa compuesto por los abogados Jorge Gordon Menéndez, Pablo Colón Santiago y Orlando Cameron, el testigo Alexander Burgos Guzmán ocupó el banquillo.

El empleado de Matos Pool narró ante la jueza Laura Lis López Roche que la mañana del 3 de enero salía de Paseo de las Fuentes, uno de los complejos de vivienda que componen Los Paseos, de realizar un trabajo de mantenimiento en una piscina cuando un jeep negro manejado por Denizard Alonso casi choca su pick-up Toyota Tacoma.

“El jeep negro, que se come el pare, cuando entra por aquí yo halo el guía (de mi vehículo) e invado acá”, explicó Burgos Guzmán, mientras realizaba un dibujo del lugar del incidente.

“El jeep baja a mi lado”, agregó.

Luego, según el testimonio del hombre, la imputada comenzó a buscar debajo de su asiento. Poco después saca la mano izquierda con un arma por la ventana y comienza a disparar en su dirección.

Entonces surge un breve intercambio entre Burgos Guzmán y Denizard Alonso, de acuerdo al testigo.

“¿Tú me estas sacando un arma?”, preguntó el hombre.

“Tú no sabes con quien te estás metiendo mam...”, supuestamente respondió la muchacha.

La alegada víctima decidió reportar el asunto a la guardia de seguridad del lujoso complejo de viviendas, quien a su vez llamó a la Policía.

Esperando por la llegada de la Policía en una de las casetas de la urbanización, Burgos Guzmán escuchó un “frenazo”.

“Veo nuevamente el jeep que chocó con una guagua”, contó el testigo a preguntas de la fiscal.

Burgos Guzmán relató que observó a Denizard Alonso bajarse de su vehículo descalza. El otro hombre que la acompañaba se bajó descalzo y “en pantaloncillos, con gorra y gafas”.

“Se acerca a la mujer (la conductora del vehículo) y le dice que no había pasado nada, que se fuera”, indicó.

“Ahí llega una patrulla con tres agentes”, añadió.

Los agentes de la Policía atienden la situación, pero cuando van a registrar el vehículo para buscar la alegada arma, Denizard Alonso “cerró el jeep y dijo que no lo iban a registrar hasta que llegarán con una orden del tribunal”.

Eventualmente la Policía obtuvo la orden y realizó el registro.

En su contrainterrogatorio, el licenciado Gordon Menéndez centró gran parte de sus preguntas en los detalles que el testigo ofreció en su testimonio en corte abierta, pero que olvidó incluir en la declaración jurada, que ofreció un día después del incidente.

Burgos Guzmán aceptó que no especificó en su declaración jurada en que carril transitaba cuando Denizard Alonso casi lo choca. Tampoco ofreció detalles de la mujer, que casi lo choca y luego lo amenaza con un arma.

¿Usted no menciona el color del pelo”, preguntó Gordon. “No”, contestó el testigo.

¿Usted no menciona el lunar en la mejilla o mentón izquierdo?, volvió a indagar el abogado.

“No”, respondió Burgos Guzmán, quien lucía nervioso.

También indicó que luego del casi choque no aplicó los frenos de la Tacoma que conducía para evadir la colisión, ni redujo la velocidad.

Como parte del contrainterrogatorio, Gordon Menéndez cuestionó la descripción general que el testigo ofreció sobre la supuesta arma de fuego.

“Usted no describe lo que ve en la declaración jurada”, insistió el abogado.

“Yo lo describo. Dije que era un arma de fuego color aniquelada”, ripostó Burgos Guzmán.

Pero el licenciado reiteró que no describía si se trataba de una pistola o un revólver.

Debido a que la jueza López Roche tenía otro caso en la tarde, la vista preliminar se interrumpió a mitad del contrainterrogatorio y al filo de las 12:30 pm.

La vista se continuará el 12 de febrero a las 2:00 p.m.

A su salida de sala, ninguna de las partes realizó expresiones a este medio.

En agosto del 2012, la mujer protagonizó un altercado con el expelotero de Grandes Ligas, Juan “Igor” González, exmarido de la actual esposa de su padre, Billy Denizard, la merenguera Olga Tañón, en un incidente ocurrido en la misma urbanización.