No consideran ofensivo vídeo "Rent-A-Rican"

01/24/2013 |
Luis Raúl y Agustín Rosario coinciden en que el vídeo tiene que interpretarse como parodia del boricua.

El puertorriqueño se ha convertido en un ser “hipersensible”, coincidieron el productor Agustín Rosario y el actor Luis Raúl sobre quienes consideraron ofensivo el vídeo Rent-A-Rican.

Este vídeo, con miles de visitas en YouTube, simula ser un comercial en el que se presentan las “ventajas” de alquilar a un boricua para animar las fiestas. Los visuales muestran a varias personas aburridas, cuyas caras y ánimos cambian cuando llega el puertorriqueño a ofrecer, aparentemente, bebidas alcohólicas, favores sexuales y sabor rítmico.

Las imágenes han causado opiniones divididas. Unos consideran que abonan a los estereotipos y a la xenofobia, mientras que otros las califican como un segmento cómico que le permite a los boricuas a reírse de sí mismos.

En este último grupo están el productor y el comediante, quienes no creen que este sketch deber verse como un asunto serio.

“Estoy harto, hastiado y apestado de que la gente proteste por todo. Para sentirse discriminado hacen faltan dos personas: el que discrimina y el que se siente discriminado. A algunas cosas hay que ponerle un paro en términos de respeto. Pero si cada vez que pase algo, la gente va a brincar... Para cosas peores no brincan, como para la criminalidad y la falta de respeto a la vida ajena”, reaccionó el actor Luis Raúl, quien consideró el vídeo “lo más gracioso del planeta Tierra”.

Aclaró que sus expresiones no pueden confundirse con que no le da importancia al respeto a los demás, sino que este tipo de segmento no cambiará la forma de pensar de quienes lo vean porque seguramente ya tienen un punto de vista sobre cómo es un puertorriqueño.


“El grado de sensibilidad para ciertas estupideces no se ha desarrollado para erradicar el crimen. ¿A que nadie protestó ni consideró insensible al que puso en las redes la foto de la persona que mataron en la San Sebastián? Soy de los que exijo respeto, pero aquí (en el país) hay cosas importantes que hacer. ¿El vídeo? I love it”, agregó el artista al cuestionar “¿qué ocurre cuando nos burlamos de los dominicanos todo el tiempo?”, al referirse a personajes de la televisión.

El productor Agustín Rosario, por su parte, resaltó que la gente tiene que aprender a reírse de su forma de ser y, además, distinguir cuándo hay humor en las imágenes. “Todo depende del cristal con que se mire, no veo ningún pecado reírnos de nosotros. En programas como Saturday Night Live he visto críticas agudas sobre la política estadounidense y la preferencia sexual, pero depende de la cultura. En otros países las parodias y el humor es más elevado”, comentó el creador del concepto parodias Noche ilegal de Univisión Puerto Rico.

“Aquí somos hipersensibles para ciertas cosas. La cuestión de ofenderse es bien relativa. Mira a los dominicanos que se ríen de ellos mismos en sus películas. Esto no necesariamente se tiene que interpretar como un comentario serio, sino como algo sarcástico”, añadió Rosario.