Carmen Yulín exige por Testigos de Jehová

01/31/2013 |
La alcaldesa dijo que preservará todos los derechos, incluyendo el de culto.
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, dijo que cumplirá con la orden que emitió el juez Gelpí en el caso sobre la entrada de Testigos de Jehová a comunidades con control de acceso. ( Archivo)  

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, dijo ayer que la nueva política pública del Gobierno capitalino procurará proteger todos los derechos humanos y civiles de los sanjuaneros, incluyendo la libertad de culto, eje de un pleito de la Congregación Testigos de Jehová que data de 2004.

“Será primordial para esta nueva administración municipal la protección de todos los derechos civiles y humanos, incluyendo el derecho a la libertad de culto y de expresión”, sostuvo la alcaldesa.

Ayer el juez federal Gustavo Gelpí instó a Cruz Soto a atender la controversia que gira en torno a la entrada de Testigos de Jehová a las comunidades de control de acceso con la misma “visión de igualdad” que aplicó para permitir que parejas del mismo sexo se beneficien del plan de salud del ayuntamiento capitalino.

Mediante un pleito civil que alcanzó el Tribunal Supremo de Estados Unidos, se permitió que los feligreses de la religión puedan entrar para predicar en las comunidades de control de acceso, pero el proceso para implementar la orden judicial ha resultado ser cuesta arriba incluso para San Juan, entre otros municipios que resultaron cobijados por la sentencia.

“Este es un caso que tiene ocho años entre la parte demandante y el Municipio”, indicó la alcaldesa, quien además dijo que cumplirá con la orden que emitió el juez Gelpí en el caso.

El magistrado le ordenó a Cruz Soto nombrar nueva representación legal para atender el caso que se litigó por varios años. El togado también solicitó a la funcionaria a que actúe con premura al tratarse de derechos cobijados por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

“En cuanto a este caso, será siempre la política pública de este nuevo San Juan el velar por la protección de todos los derechos humanos y civiles como herramienta vital para lograr la equidad entre todos nuestros ciudadanos. Eso incluye el derecho a la libertad de culto en sus diferentes manifestaciones, como lo protege la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico como la Constitución de Estados Unidos”, sostuvo Cruz Soto. Añadió que la protección se va a manifestar también en el dragado del caño Martín Peña, “que también creemos es un asunto de derechos humanos, de derecho a la salud, de derecho a tomar agua limpia y a que nuestros niños jueguen con aguas sin excremento”.

“Esta corte tomó conocimiento judicial de una orden recientemente firmada por la alcaldesa Cruz que pedía por el trato igual de las parejas del mismo sexo que no están casadas en relación con el plan de salud de la Capital. Esta visión de igualdad para todos los ciudadanos debería ayudar en la resolución de este caso que pide por la protección del derecho sagrado de culto y de expresión cobijado por la Primera Enmienda de la Constitución”, lee la orden del juez que le pide a la alcaldesa que nombre a su abogado antes del próximo 11 de febrero.

“Esta corte entiende que Cruz Soto, como recién electa alcaldesa de San Juan, tiene que atender una cantidad excesiva de asuntos de la misma importancia. No obstante, la corte no se puede recostar para esperar”, lee la moción.

Durante su campaña electoral, Cruz Soto cabildeó a favor de los derechos de los gays, entre otras minorías, pero también fue duramente criticada por haber instalado dos portones para restringir el acceso a la playa de Ocean Park ante los problemas de criminalidad que se registraron en la comunidad.

La directora de la División Legal del Municipio de San Juan, Maite Oronoz Rodríguez, dijo que el caso se discutió en el comité de transición y que someterán en el término dispuesto la nueva representación legal de la capital en el caso.