Boricuas de visita en Hermosillo se viven la Serie del Caribe

02/07/2013 |
TRANCA’O Y EN CHIVA Fanáticos de Puerto Rico aprovechan algunas horas antes del partido para jugar dominó en el vestíbulo del hotel donde se hospedan en la Serie del Caribe. (teresa.canino@gfrmedia.com)  
Para un grupo de fanáticos puertorriqueños, las Series del Caribe se han convertido en una reunión anual de amigos.

Hermosillo, México. En el vestíbulo del Hotel Colonial de esta ciudad, hasta se juega dominó.

Aquí el sabor boricua no lo han puesto solo los Criollos, sino que, como sucede cada año, un par de docenas de amantes del béisbol de Puerto Rico viajaron hasta el estado de Sonora para apoyar a los campeones de Puerto Rico y a la vez hacer turismo.

Son retirados, comerciantes, viajeros y amantes del deporte, especialmente del béisbol. Y también son los que agitan las monoestrelladas en el Estadio Sonora.

En el grupo hay veteranos de casi 40 Series del Caribe, al igual que hay quien tiene dos, pero en el compartir beisbolístico de tantos años entre ellos ya se han convertido en mucho más que compañeros de viaje.

“Ya ellos son como mi familia. Y qué mejor que irme de vacaciones con mis amigos”, dijo el cagüeño Miguel González, propietario de un bar y restaurant.

González lleva 12 Series del Caribe. Su primera fue en Santo Domingo en el año en que los Cangrejeros de Santurce ganaron para Puerto Rico el último cetro boricua.

Rafael ‘Chapu’ Rodríguez, por su parte, se estrenó en el 1987 en esta misma ciudad y ya acumula más de 22 series.

Rodríguez, quien se ha convertido en un líder del grupo, aseguró que los viajes no son solamente de béisbol, ya que a través de la agencia de viajes planifican sus días para, antes de llegar al estadio, realizar excursiones y realizar un poco de turismo en la ciudad.

El martes, por ejemplo, fueron a una playa en la cercana zona de la bahía de Kino, y cada noche van a un restaurant distinto.

“Aparte de que ver ganar a Puerto Rico siempre es un orgullo, también somos turistas y siempre que venimos a las series compartimos nuestra cultura con las personas de los demás países”, dijo Rodríguez.

Para Ángel Bruno, quien disfruta de su séptima serie, dijo que la mejor a la que ha ido es esta ya que se ha disfrutado más que nada la comida y el buen trato que les han brindado los hermosillenses.

Otro integrante de este grupo es Jorge Asencio Weber, quien tiene 37 Series del Caribe seguidas así como viajes a las últimas ocho Olimpiadas, incluso a Londres.

“Lo mejor de todo es el compartir. Uno disfruta, ve deporte y se toma vacaciones. Y si ganamos mejor, pero hacemos turismo”, dijo Asencio Weber.

Para esta edición del clásico caribeño, Milagros Vázquez tuvo en cuenta la seguridad que pudiese haber en esta ciudad a instancias de su hija, pero al final decidió venir a disfrutar y expandir su resumé de más de 30 ediciones. De hecho, recuerda que a la única que no pudo asistir fue a la de Mexicali y fue por razones mayores: fue atropellada por una motora.

El cagüeño Lorenzo López, propietario de una lechonera, dice que lo que le motiva a hacer estos viajes es que se combinan dos cosas que le apasionan: el béisbol y pasear.

“Esta es mi segunda, pero en nombre de Dios ya estoy apuntao pa’ la del año que viene en Venezuela. Es buenísimo conocer personas y ver otras culturas. Ver mundo”, finalizó López.

Tags

Serie del Caribe