Preso un sexagenario por pornografía infantil

02/07/2013 |
La intervención es parte de Depredador, un operativo del Gobierno federal en todo Estados Unidos para proteger a los menores de ofensores sexuales.  (Archivo)  
Agentes de Inmigración y Control de Aduanas realizaron el operativo.

Un hombre de edad avanzada fue ingresado a la Cárcel Federal, en Guaynabo, tras comparecer a una vista inicial por cargos de posesión de pornografía infantil.

Las autoridades identificaron al acusado como Edmundo Olivera, de 68 años de edad y residente en el Reparto Metropolitano, en la capital.

Según se desprende de un comunicado de prensa, Olivera fue detenido en su hogar, en donde un allanamiento reveló que el sujeto supuestamente poseía unas 300 imágenes de pornografía infantil.

“La posesión de imágenes que presentan la explotación sexual de menores continúa la victimización de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad”, indicó el director de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en San Juan, Ángel Meléndez.

La magistrada Camille Vélez ordenó el ingreso de Olivera luego de su arresto el pasado martes.

Alianza contra el ofensor

Como una medida para atacar los crímenes sexuales contra menores, la ICE estableció alianzas con varias agencias estatales y federales para formar un grupo especial de investigación de los crímenes y el arresto de los infractores, PRCACTF, por sus siglas en inglés.

Las investigaciones en Puerto Rico forman parte de Depredador, un operativo que el Gobierno federal encaminó en todo Estados Unidos, cuyo objetivo principal es proteger a los menores de ofensores sexuales.

La ICE insta al público a llamar al teléfono 1-866-347-2423 de sospechar cualquier conducta sospechosa. También se puede comunicar al Centro para Niños Desaparecidos o Explotados, entidad que colabora en la operación Depredador, a través de la línea de emergencia, 1-800-843-5678. La entidad en ocasiones provee la información que las agencias federales utilizan para comenzar una investigación criminal.