Policía no ha podido dar con el paradero del asesino de Yareida Feliciano

02/12/2013 | 08:50 p.m.
El cuerpo de Yareida Feliciano López fue encontrado sin vida con varios impactos de bala el domingo en la mañana, frente a una antigua pista de automovilismo en Añasco.

Otro día ha transcurrido y la Policía no ha podido dar con el paradero de Michael González Mercado, sospechoso del asesinato de Yareida Feliciano López, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida con varios impactos de bala el domingo en la mañana, frente a una antigua pista de automovilismo en Añasco.

La capitán Janice Rodríguez, jefa del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Mayagüez, explicó que se continuó este martes con la investigación por varios pueblos del área Oeste, sin mayor éxito. Entre estos pueblos figuró Cabo Rojo, supo este medio.

 Los esfuerzos policiacos no han podido tan siquiera lograr contacto con algún tercero para negociar la comparecencia de González Mercado ante la Policía. El hombre no ha sido acusado aún del crimen, pero era la pareja sentimiental de Feliciano López.

La información que maneja el CID fue la mujer fue vista por última vez con vida el sábado en la tarde junto a su pareja, y el hombre no aparece desde que el cuerpo de ella apareció en la mañana del domingo.

Además, Feliciano López es un convicto por el asesinato de Anderson Feliciano López, hermano de Yareida.

Rodríguez no quiso entrar en detalles de técnicas investigativas, no quiso contestar si se están haciendo esfuerzos para localizar el hombre a través de su teléfono celular.

El auto de González Mercado, un Toyota Corolla color blanco, no aparece y Rodríguez no reveló la tablilla.

La Policía visitó este lunes la familia de González Mercado en Hormigueros, pero sus parientes alegaron desconocer su paradero. También acudieron a su lugar de empleo en una compañía donde labora como obrero de construcción, pero les dijeron que no fue a trabajar.

El lunes este medio solicitó parte del expediente del caso por asesinato de González Mercado, pero no ha sido entregado. Por ese caso, inexplicablemente fue sentenciado a un año de cárcel y 29 en probatoria. González Mercado cometió el asesinato en 1999, cuando tenía 17 años.

Yareida, vecina del caserío Columbus Landing, dejó huérfanos a dos menores de 12 y 9 años.