Acuerdan distribuir 1.3 millones de cítricos cultivados aquí

02/14/2013 |00:01 a.m.
En la primera fase, el acuerdo ya suma cinco nuevos empleos para realizar las labores de empaque.

Los cítricos cultivados en una finca de 560 cuerdas ubicada en las colindancias de Utuado, Ciales y Jayuya comenzarán a ser mercadeados a partir de ayer, miércoles, en las 16 tiendas de supermercados Pueblo, anunció el vicepresidente ejecutivo de esa empresa, Juan Rodríguez.

El empresario sostuvo que el pasado mes de enero firmaron un acuerdo con el doctor Juan Bibiloni, propietario de la finca que el presente tiene cultivadas 105 cuerdas de chinas valencianas y mandarinas, así como áreas de limones y plátanos.

La iniciativa, según explicó Rodríguez, es parte de una política para facilitar a los agricultores locales la distribución de sus productos, que muchas veces no llegan rápido a los consumidores por los problemas para distribuirlos.

"Para algunos agricultores, su mayor escollo es el canal de distribución y nosotros vamos a convertirnos en su canal de distribución", sostuvo Rodríguez al subrayar que en el caso de esta finca "se le va a comprar toda su producción".

Rodríguez recordó que en Puerto Rico "el 87 por ciento de los alimentos son importados" y es importante fomentar los productos del país con esfuerzos que, en este caso, también deben generar empleos agrícolas adicionales.

Explicó que las frutas serán llevadas al centro de distribución de Pueblo y de ahí la compañía las llevará a sus 16 tiendas.

Impulso al empleo y al agricultor local

En la primera fase, el acuerdo ya suma cinco nuevos empleos para realizar las labores de empaque, pero las plazas deben seguir surgiendo con la expansión del cultivo en otras cuerdas de la finca, según estimados de Pueblo.

Agricultores como Bibiloni reconocen que la mano de obra para laborar en las fincas es aquí cinco veces más cara que en República Domnicana y persisten agravantes como los citados fallos en la distribución, así como el robo de las cosechas.

Proveer canales seguros de distribución de productos agrícolas, como el ofrecido por Pueblo en este caso, contribuirá a la estabilidad de estos cultivos, así como al impulso de la economía local, estima Rodríguez.

Pueblo informó que, para el 2012, en las 105 cuerdas sembradas en finca La Carmen, la producción fue de 1.2 millones de chinas valencia, 85,000 chinas mandarinas, 35,000 limones y más de 110,000 plátanos.

 Rodríguez dijo a este medio que jóvenes puertorriqueños se están interesando en la agricultura moderna, y anticipó que al menos dos compañías encabezadas por esta nueva generación han hecho acercamientos con Pueblo y han comenzado a venderles su producción.

Mencionó que Pueblo, incorporado como una compañía puertorriqueña desde 2007, está apoyando una cooperativa de caficultores en la que laboran unos 300 agricultores y existe el compromiso de seguir apoyando esos esfuerzos.

Además de café y cítricos, Pueblo compra a agricultores locales otros productos como melones de agua, calabaza, guineos, plátanos verdes y maduros, recao, cilantrillo, lechuga, pimiento de cocinar, papaya, mangó, mamey sapote, carambolas y berenjenas. Estos productos, sin embargo, no necesariamente tienen acuerdos de exclusividad, precisó Rodríguez.

Por su parte, el doctor Bibiloni, propietario de La Carmen, dijo que como parte de este proyecto se montó una línea de lavado, encerado, clasificación y empaque de chinas en la que laboran 12 personas.

Sin embargo, en la medida en que este proyecto se desarrolle, se vislumbra ampliar esa línea y reclutar más personal

"Además, tenemos planes de expandir la siembra de chinas, de las 105 cuerdas que tenemos ahora. Me gustaría sembrar de 50 a 60 cuerdas adicionales y para este proyecto haría falta más personal", sostuvo Bibiloni.

Explicó que un atractivo de la alianza con Pueblo es que reduce los pasos para que el producto fresco llegue a las góndolas, porque al reducirse los intermediarios está más rápido ante los consumidores. Además, de esta forma se procura mayor ganancia para el productor, así como para el vendedor y también para el comprador al detal.

El agricultor, por otro lado, dijo que sería beneficioso lograr una consistencia en las garantías de incentivos para abonos por parte del gobierno.

Según Bibiloni, en los pasados 10 años el programa de incentivos para abonos ha sido inestable, lo que propicia una incertidumbre que afecta la producción ya que los abonos representan gastos medulares en todo cultivo.

Tags

cítricos