Matrimonios de políticos atraviesan momentos difíciles en San Valentín

02/14/2013 |00:00 a.m.
Mientras unos caminan sobre las nubes el Día de San Valentín y se aferran a la creencia de que el amor todo lo puede, a otros les ha tocado pasar duras pruebas.

Mientras unos caminan sobre las nubes el Día de San Valentín y se aferran a la creencia de que el amor todo lo puede, a otros les ha tocado pasar duras pruebas.

Iris Miriam Ruiz y Roberto Cruz es uno de esos matrimonios que en estos días se enfrenta a un momento difícil. El ex legislador será sometido a una craneotomía en el NYU Langone Medical Center. 

“Si algo caracteriza al amor maduro es la fe, y es lo que distingue a este matrimonio de servidores públicos unidos por la política en un fortalecido lazo matrimonial, que enfrenta una nueva prueba por la remoción de un foco que sigue estimulando la ocurrencia de la condición de epilepsia en Cruz”, expresó Ruiz cuando dio a conocer inicialmente la noticia sobre la operación.

El proceso quirúrgico que enfrenta el exlegislador por el Partido Popular Democrático será dividido en dos partes. El primero será hoy y se le implantarán electrodos que permitirán tener una radiografía más específica sobre el tamaño y ramificaciones del tumor que le van a extirpar. La próxima intervención será el lunes.

Pero esta pareja de ex legisladores se ha distinguido por superar los obstáculos. El que ella sea simpatizante del Partido Nuevo Progresista y él del Partido Popular Democrático no ha sido impedimento para que se quieran. 

Aunque en un inicio no les auguraban mucho futuro juntos, los pronósticos fallaron.

En la adversidad 

Otra pareja de políticos que atraviesa momentos difíciles es la compuesta por Norberto Nieves y Paula Rodríguez Homs. 

Él se encuentra sumariado desde diciembre pasado en la cárcel regional de Bayamón, luego de que fuera acusado por manejar un vehículo de motor en estado de embriaguez. 

Tan reciente como el pasado martes, los familiares de Nieves celebraron que el exlegislador resultó no culpable luego de que el magistrado indicara que había “duda razonable” en su caso. 

A Nieves se le había imputado conducir bajo el efecto de bebidas embriagantes. El último incidente que lo puso en problemas ocurrió durante la madrugada del 9 de noviembre pasado cuando conducía por el expreso PR-22 en dirección de San Juan hacia Arecibo.

Todo esto pasó a pocos días de que su esposa perdiera su escaño como representante PNP en las pasadas elecciones generales.

En el 2001, el ex legislador había sido sentenciado a diez años de prisión y 14 años de probatoria luego de que resultara convicto por 46 cargos de apropiación ilegal de fondos públicos, falsificación de documentos y traspaso de documentos falsificados.

No será hasta el 22 de febrero entrante que se sepa si Nieves seguirá tras las rejas o logrará su libertad.