Jamsha y Big Boy: atraídos por las mismas yales -VÍDEO

02/27/2013 |
Big Boy y Jamsha “el Putipuerko” grabaron el sencillo ¿Dónde están toas las yales aquí? para ganar nuevos seguidores. (david.villafane@gfrmedia.com)  
Interpretan juntos el tema “¿Dónde están toas las yales aquí?”, una versión del clásico “¿Dónde están los que hablan de mí”.

Como Jamsha “el Putipuerko” se destaca por resaltar en sus canciones y vídeos la parte under del reguetón, en esta ocasión quiso invitar a uno de los pioneros del género, Big Boy, en su nuevo tema ¿Dónde están toas las yales aquí?.

La canción es una versión del éxito de Big Boy ¿Dónde están los que hablan de mí? en la que se inspiró Jamsha porque “yo siempre he sido fanático de Big Boy desde chamaquito y para mí es un honor gabar con él”. Agrega que “los que conocen mi carrera saben que yo no hago colaboraciones para que después no digan que uno pegó por alguien, pero esto es algo especial”.

Mientras que Big Boy comenta a Primera Hora agradecer el acercamiento del creador de Su hija se enamoró de un kako y con orgullo indica que la canción “está brutal. Es un ritmo bien discotequeo”.

Gustavo Roy Díaz Castro, su nombre real, expone estar más que agradecido porque este junte “es una ayuda mutua, porque hay mucho público joven que lo está siguiendo a él y me va a ayudar a mí para que me conozcan, y los de la vieja escuela también lo van a conocer a él. Esto va a fluir de una manera que yo sé que va ser beneficioso para ambos en nuestras carreras”.

Seguido Jamsha acentúa con su cabeza afirmativamente y cuenta a manera de anécdota que el día del junte con Big Boy, “yo estaba esperando en mi estudio (en Ponce) que él cantara para ver si le metía como antes y cuando sacó su papelito y cantó allí, todos en el estudio nos quedamos: ‘¡Wow!’ porque tiene el mismo flow y la voz brutal (de siempre)”.

En tanto, Big Boy quiso manifestar que “a pesar de que la gente no me escucha en la radio y no sueno, yo me mantengo bien familiarizado con el género y me mantengo viajando. Yo de la música estoy viviendo, gracias a Dios. Lo que pasa es que para el tiempo que yo estaba no existían las redes sociales y la Internet y el trabajo de publishing era más cerrado, pero puedo decir que soy de los primeros que se internacionalizaron y el primero en ser nominado para Los Grammy Latino de 2001”.