Carta del descubridor del ADN será subastada en Nueva York

03/23/2013 |08:30 p.m.
La carta de Crick explica a su hijo cómo él y James Watson descubrieron el mecanismo "por el que la vida proviene de la vida". Incluye un simple boceto de la estructura de doble hélice del ADN que Crick acepta que no puede dibujar muy bien. (AP)  
La carta fechada el 19 de marzo de 1953 fue escrita aproximadamente un mes antes que el trabajo de Watson y Crick fuera publicado en la revista Nature.

Nueva York.- Hace 60 años, el científico Francis Crick escribió una carta a su hijo de 12 años en la que le decía que, junto con un colega, había descubierto algo "muy hermoso" —la estructura del ADN.

Ahora, la carta y los diagramas escritos a mano se subastan en Nueva York. La casa de subastas Christie's calcula que la carta podría alcanzar el millón de dólares o más en la venta del 10 de abril.

La carta de Crick explica a su hijo cómo él y James Watson descubrieron el mecanismo "por el que la vida proviene de la vida". Incluye un simple boceto de la estructura de doble hélice del ADN que Crick acepta que no puede dibujar muy bien.

La carta de siete páginas escrita a mano por Francis Crick en Cambridge, Inglaterra, a Michael Crick en su internado, termina diciendo, "lee esto cuidadosamente a fin de que lo entiendas. Cuando llegues a casa te mostraremos el modelo. Con mucho cariño, papá".

Michael Crick, ahora de 72 años, dijo el sábado que inmediatamente supo que su padre había hecho un descubrimiento importante.

"No creo que ninguno de nosotros en ese entonces hayamos comprendido el impacto que tendría", agregó

La carta fechada el 19 de marzo de 1953 fue escrita aproximadamente un mes antes que el trabajo de Watson y Crick fuera publicado en la revista Nature.

Francis Crick, que falleció en 2004 a los 88 años, recibió el Premio Nobel de Medicina en 1962 junto con Watson y Maurice Wilkins. Pasó las últimas décadas de su carrera realizando investigaciones neurológicas en el Instituto Salk de Estudios Biológicos en La Jolla, California, donde trabajó como profesor desde 1977.

Michael Crick, que vive en Bellevue, Washington, es un pionero en el diseño de juegos para computadoras cuyo proyecto actual es un rompecabezas llamado Crickler, publicado por varios periódicos, entre ellos The Washington Post.

"Siempre estuve interesado en la ciencia", dijo Crick. Su padre le dio un libro sobre códigos cuando tenía nueve años y lo leyó "de cabo a rabo", dijo.

Michael y su esposa, Barbara, han prometido donar la mitad de sus ganancias de la venta de la carta a un fondo para el Instituto Salk.

Crick dijo que no hay condiciones, excepto que el dinero sea usado en "algo que mi padre habría respaldado".

Tags

ADN