Gigante pesadilla

05/03/2013 |
Memphis suma tres triunfos en línea y va a su casa a intentar cerrar la serie con broche de oro.
Marc Gasol (33) y Zach Randolph (50) han revertido la serie entre sus Grizzlies y los Clippers a base de fuerza defensiva y versatilidad ofensiva.  (AP)  

Marc Gasol y Zach Randolph están probando ser una pareja demasiado ruda.

Incluso parecen estar dividiéndose las oportunidades para marcar puntos, ya sea con Randolph marcando güiras o con cestas trabajadas de espalda al canasto, o con Gasol marcando ganchos o tiros abiertos. Lo cierto es que el dúo ha ayudado a Memphis a dominar el campo pintado para impulsar a los Grizzlies a tomar una ventaja de 3-2 en su serie de un máximo de siete encuentros ante los Clippers de Los Ángeles, a quienes podrían eliminar hoy, cuando la serie celebre su sexto desafío en Memphis.

De hacerlo, troncharán las ambiciones de la tropa de Vinny del Negro de ganar adeptos en la ciudad donde los eliminados Lakers han sido los eternos reyes del básquetbol.

Hasta ahora, todo parece un momento dorado, tal cual el de 2011, cuando Memphis sorprendió a los primeros clasificados, Spurs de San Antonio, en la primera ronda de los playoffs antes de empujar hasta un séptimo juego de la semifinal de la conferencia al Thunder de Oklahoma City.

Todo en aquel momento se movió a través de sus hombres grandes. Igual pasa ahora.

“Podemos jugar con ellos adentro, en el poste, y ellos también pueden jugar fuera del área. Ambos pueden pasar bien el balón y, sin dudas, tengo una pareja de lujo que no muchos entrenadores tienen. Es algo de lo que tengo que estar bien agradecido”, dijo el entrenador de Memphis, Lionel Hollins.

Los Grizzlies tuvieron que centrar su juego alrededor de sus hombres grandes en el 2011 porque su líder ofensivo, Rudy Gay, fue baja por una lesión del hombro durante la postemporada. El año pasado, Randolph jugó, pero en rol limitado luego de haber tenido una lesión en una rodilla. Basado en su poco tiempo de juego el año pasado, Randolph no estaba en su mayor precisión cuando Memphis jugó también contra los Clippers y estos últimos ganaron la serie en siete juegos.

Luego de eso, la nueva gerencia de los Grizzlies cambió a Gay a Toronto el 30 de enero de este año, eligiendo competir hacia la postemporada por la vía de Gasol y Randolph. El proyecto inició lento cuando Memphis perdió sus primeros dos juegos en Los Ángeles, pero ahora la historia ha cambiado.

Randolph promedia 20.4 puntos y Gasol 18.8 por juego en la fase. Ambos han sido factores en las tres victorias en línea de los Grizzlies, quienes promedian 83 puntos en segundas oportunidades en la postemporada, siendo el mejor equipo en ese renglón hasta el momento. Memphis además promedia 45.2 puntos por juego en la zona pintada en la serie.

El entrenador de los Clippers, Vinny del Negro, dijo que Randolph y Gasol están controlándolo todo.

“La efectividad de ellos dentro y fuera de la pintura es tan buena porque Gasol le pone a nuestro equipo tanta presión, ya que si uno no lo presiona, él puede marcar a distancia”, dijo Del Negro. “Y si uno lo presiona, ahora Zach es el matador en el uno a uno en el otro lado. Esa es la razón por la cual ellos han ganado tantos juegos este año”.

Ciertamente, es una dupleta rara la que tiene a los Clippers en aprietos. Sobre todo cuando éstos podrían tener que ir al partido de hoy sin el delantero Blake Griffin, quien tiene un tobillo lastimado desde el lunes.

No hay duda. Los Clippers tienen las manos llenas. Su vida está en juego y sus grandes expectativas de convertirse en el nuevo equipo de Los Ángeles están enfrentandas a dos gigantes.