Las Pinkin de Corozal buscarán el empate

Por José Ayala Gordián 05/03/2013 |
Las Pinkin de Corozal necesitarán esta noche una aportación ofensiva y defensiva mayor de la central Lizzie Cintrón, arriba burlando el bloqueo de la bloqueadora estadounidense Danielle Scott Arruda.  (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
Intentarán mejorar varias facetas de su juego al recibir la visita de las Indias de Mayagüez para el segundo choque de la serie final de la LVSF.

Mayagüez. Las Pinkin de Corozal regresarán esta noche a su hogar, la cancha Carmen Zoraida Figueroa, con la encomienda de empatar a una victoria por bando la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) que libran contra las Indias de Mayagüez.

Corozal cayó el pasado miércoles contra Mayagüez en cuatro parciales, pero las tijeras tendrán esta noche el apoyo de su fiel fanaticada y el efecto mental que puede tener en sus rivales el jugar en una de las canchas más difíciles para un equipo visitante.

El técnico de las Pinkin, Ramón “Monchito” Hernández, dijo que buscará una mejoría de parte de sus pupilas en el bloqueo y en la defensa.

“Tuvimos nuestras altas y bajas durante el juego (del miércoles). Pudimos haber ejecutado mejor el plan de juego y, en términos generales, creo que tenemos que tratar de hacer un mejor trabajo en la malla con el bloqueo y la defensa”, indicó Hernández a Primera Hora.

Del mismo modo, Hernández dijo que hay que mejorar en la estabilidad en la recepción del conjunto corozaleño.

“Mayagüez nos sirvió estratégico, con servicios cortos y largos, forzando servicios hacia Kim (Willougby) y hacia Prisilla (Rivera). No necesariamente fueron servicios fuertes, pero sí bien posicionados. Ahí tuvimos algo de inestabilidad”, enfatizó Hernández.

Otro beneficio de estabilizar su recepción para esta noche sería involucrar más ofensivamente a las centrales Jessica Candelario y Lissie Cintrón.

Pese al resultado, Corozal se mantuvo en pelea durante todo el desafío e inclusive tuvo opciones de forzar el partido a cinco episodios.

“Fue un juego difícil y cerrado, pero tenemos que estar preparados porque la serie será así”, puntualizó Hernández.

Mientras, el piloto de las Indias, Rigoberto Guilloty, destacó que su conjunto no tendrá una tarea fácil al ver acción en la Carmen Zoraida Figueroa.

“Siempre es difícil jugar en Corozal, hasta cuando yo era jugador. Es difícil, pero eso no significa que es imposible; tenemos que ir a hacer el mismo trabajo que hicimos aquí (el miércoles). Vamos a pensar que aquella es nuestra cancha local y a hacer nuestro trabajo”, destacó el Dirigente del Año de la temporada 2013, quien se mostró complacido con lo que vio de su equipo en el primer partido.

“El equipo aceptó el reto; trabajamos en el pase y el pase llegó, y ofensivamente siempre he dicho que las Indias tienen una ofensiva fuerte. Estamos cerrando en el bloqueo y cada vez mejoramos más”, añadió.