Más canes y tecnología para detener contrabando en las cárceles

Por Antonio R. Gómez 05/14/2013 | 12:52 p.m.
La meta de la agencia es tener 100 canes activos al cierre del presente cuatrienio, indicó el funcionario a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, que evalúa su presupuesto.

El aumento de su unidad canina y en el uso de la tecnología, son las herramientas a las que recurrirá el Departamento Corrección y Rehabilitación para controlar el contrabando de sustancias controladas y de otros artículos en las prisiones del país, adelantó hoy el secretario, José R. Negrón Fernández.

La meta de la agencia es tener 100 canes activos al cierre del presente cuatrienio, indicó el funcionario a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, que evalúa su presupuesto.

“La unidad canina del Departamento de Corrección tiene ahora 47 canes, se retiran 12, porque los canes son agentes que se retiran también, y llegan 25 en junio. Esto nos va a subir nuestra unidad canina este año calendario a 60 canes”, explicó a los legisladores.

 “Mi plan al final de este cuatrienio es tener una unidad canina de100 canes. La gran mayoría van a ser de sustancias controladas, aunque tenemos canes de explosivos y tenemos canes de celulares”, agregó Negrón Fernández.

Expresó que con ese aumento sustancial de la unidad canina podrá impactar todas las visitas a las prisiones del país y recalcó que en este momento no cuenta con los canes suficientes para impactar todas esas visitas, ya que el sistema correccional tiene visitas todos los días de la semana en todas las instituciones.

 “Con esos canes, yo quiero impactar todas las visitas. Me gustaría impactar todos los cambios de turno, porque es de todos conocidos que tengo empleados también entrando material de contrabando o que facilitan la entrada de contrabando”, abundó el titular de Corrección y Rehabilitación.

Aseguró Negrón Fernández que le gustaría impactar además los lugares externos que visitan los confinados, entre los que mencionó a los tribunales, el Centro Médico y el hacerse espejuelos. “Me están utilizando esos otros lugares como lugares de paso de material de contrabando”, recalcó.

Expresó, por otra parte, que es necesario mover al Departamento al uso de la tecnología porque los recursos humanos no son suficientes. “Yo no tengo un oficial correccional para tenerlo en cada esquina, ni tengo un oficial correccional para estar verificando a cada confinado en cada momento; por lo tanto tenemos que utilizar mejor la tecnología, cámaras de seguridad”, declaró.

 Informó que la pasada administración dejó iniciado un “buen proyecto de cámaras de seguridad” en algunas de las instituciones de Bayamón y que su objetivo es expandirlo.

“La tecnología es cara, por lo tanto estamos viendo cómo podemos allegar fondos, por propuestas federales y otras alternativas para poder mover el Departamento tecnológicamente a donde debería estar”, señaló Negrón Fernández.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación y las agencias afiliadas tienen un presupuesto recomendado para el próximo año fiscal de $524.2 millones, que se distribuyen en $440.6 millones para el Departamento propiamente; $2.4 millones para la Junta de Libertas Bajo Palabra; $7.4 millones para la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio; $3.4 millones para la Corporación de Empresas de Adiestramiento y Trabajo y $70.4 millones para el Programa de Salud Correccional.