Buscarán alternativas para evitar el cierre de la Cruz Roja

Por Alex Figueroa Cancel 06/21/2013 | 01:34 p.m.
Alejandro García Padilla asegura que las personas que necesiten transfusiones de sangre no se verán afectadas. (Archivo)  
"Ya el asesor en asuntos federales, Emiliano Trigo, está trabajando directamente con la presidenta de la Cruz Roja en Estados Unidos para que no se pierdan esos empleos y para que no se pierda su servicio", indicó el Gobernador.

El gobernador Alejandro García Padilla aseguró que buscarán las opciones necesarias para evitar el cierre de la Cruz Roja Americana, capítulo de Puerto Rico, y la pérdida de 200 empleos que representaría el cese de funciones aquí.

García Padilla indicó que funcionarios de su administración están en comunicación con funcionarios de la Cruz Roja Americana en los Estados Unidos, al tiempo que observan opciones locales.

De hecho, la secretaria de la Gobernación, Ingrid Vila, informó este viernes en la tarde que el Gobernador le envió una carta a la presidenta y directora ejecutiva de la Cruz Roja Americana, Gail J. McGovern, solicitándole una reunión para discutir el plan contemplado para suspender los servicios de recogido de sangre en Puerto Rico.

“La Cruz Roja ha servido a Puerto Rico por más de 100 años, además de proporcionar un alivio importante en los huracanes, los incendios y otras catástrofes. No hay otra organización sin fines de lucro en la Isla con la experiencia y capacidad de organización para servir a una población de casi 4 millones. Estoy seguro de que podemos trabajar juntos para evitar despidos y proteger todas las operaciones de la Cruz Roja en Puerto Rico”, expresó García Padilla en la misiva.

Más temprano en el día, el Gobernador destacó que el cierre de los centros de acopio de sangre aquí fue una decisión hecha en los Estados Unidos que no era conocida por el directorio de la Cruz Roja en Borinquen.

"Ya el asesor en asuntos federales, Emiliano Trigo, está trabajando directamente con la presidenta de la Cruz Roja en Estados Unidos para que no se pierdan esos empleos (200) y para que no se pierda su servicio", agregó.

En cuanto al servicio que presta la Cruz Roja Americana en Puerto Rico, García Padilla aseguró que las personas que necesitadas de transfusiones de sangre no se perjudicarán debido a que los hospitales continuarán recibiendo sangre de parte de esa organización en los Estados Unidos.

"El suministro de sangre no se afecta. Lo que están diciendo es que no van a colectarla en Puerto Rico", señaló. "Además, todos los que donamos, tenemos otros bancos de sangre en Puerto Rico, como el Banco de Sangre del gobierno en el Centro Médico, así como en varios hospitales".

Durante la mañana, trascendió que los centros de donación de la Cruz Roja Americana en Puerto Rico cerrarán a partir de octubre próximo. Los directivos de dicha organización fueron citados a una reunión en La Fortaleza por Arturo Ríos Escribano, asesor laboral del Gobernador.

El ingeniero Antonio de Vera, director ejecutivo de los Servicios de Sangre de la Cruz Roja Americana en Puerto Rico, dijo en la mañana que desconoce si hay un problema económico que lleve a cesar operaciones en la Isla, pues los directivos en los Estados Unidos no le han provisto documentos que justifiquen el cierre.

"En este caso va más allá de los suministros, porque ellos han asegurado que van a seguir llegando, sino de no perder esos empleos", mantuvo García Padilla. "A la misma vez que conservamos los que hemos creado ya, tenemos que tratar de evitar que empleos como esos se nos vayan", afirmó.