Los Brujos sueñan en grande

Por Marcos Mejías Ortiz / marcos.mejias@primerahora.com 06/29/2013 |
Las congas suenan nuevamente dentro de la cancha Roque Nido de Guayama gracias al regreso de los Brujos a los playoffs.  lino.prieto@gfrmedia.com  
Los jugadores de Guayama esperan espantar los espíritus de los pasados fracasos durante la presente postemporada.

Guayama. Han transcurrido seis largos años desde la última vez que los Brujos de Guayama clasificaron en la postemporada y estuvieron a un paso de llegar al baile de coronación en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Para la semifinal del 2007, los Brujos cayeron en seis partidos ante los Capitanes de Arecibo. Esta vez, la afición bruja tiene nuevamente un equipo competitivo, tanto es así que vienen de terminar en la tercera posición en la serie regular y luchan en la serie de cuartos de final con los Indios de Mayagüez.

En una postemporada que se perfila impredecible, la percepción es que los Brujos poseen el material para soñar con ese esquivo campeonato que tuvieron al alcance de las manos en 1991 y 1994, campañas en las que fueron subcampeones al caer, en ambas ocasiones, ante los Atléticos de San Germán.

Sin embargo, el técnico Juan Cardona toma las cosas con calma.

“(La posibilidad de ser campeones es) la misma que le veo a los otros siete”, indicó Cardona, quien ha guiado a los Brujos a su mejor campaña desde el 2007 (18-12).

Guayama tuvo una temporada de altas y bajas. Ocupó el primer lugar de la tabla de posiciones en el primer mes con marca de 10-4, pero luego perdió 12 de 13 partidos –incluyendo ocho en línea–. No obstante, se recupó y cerró la fase regular con ocho triunfos en sus últimas nueva salidas.

“En las rachas positivas, no permitimos más de 80 puntos;en la racha mala, permitimos más de 90”, detalló el entrenador.

Otro factor en el resurgir de Guayama ha sido el juego de Renaldo Balkman, quien luego de varias controversias se pudo acoplar al conjunto.

“No estuve al principio de la temporada, y llegué para cuando tuvimos una mala racha en lo que nos acoplamos. Siempre van a surgir las altas y bajas. Pero al final hicimos lo que teníamos”, expresó el delantero.

“Cada cual hace cosas diferentes. Hinson nos da control y el tiro largo que nos hacía falta. Balkman nos da esa energía contagiosa en defensa y ofensiva. Esto es un equipo, aquí no tenemos un jugador de 30 puntos todos los días, pero hay jugadores entre 10 a 15”, indicó Cardona.