DACO verifica que comerciantes cumplan con la congelación de precios

Por Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com 07/09/2013 |03:38 p.m.
"El Gobernador fue claro al decir que no se debe incurrir en una conducta excesivamente alarmante (de consumo) en estos momentos", indicó el secretario del DACO, Nery Adames. (Archivo)  
Los comerciantes que incumplan con la orden se exponen a multas de $450 a $10,000.

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames, participó hoy al mediodía en una de varias intervenciones a comercios para verificar si se está cumpliendo con la orden de congelación de precios emitida ayer tarde, con motivo del cercano paso de la tormenta tropical Chantal.

Adames dijo a este medio que los comerciantes que incumplan con la orden se exponen a multas de $450 a $10,000. Explicó que en la tarde espera tener un informe con el resultado de las inspecciones realizadas en todas las regiones del país.

"El gobernador fue claro al decir que no se debe incurrir en una conducta excesivamente alarmante (de consumo) en estos momentos. Aunque hay un aviso de tormenta tropical y hay que ser precavido, eso no supone correr a vaciar las tiendas", sostuvo Adames.

"Se puede comprar agua y algunos artículos de primera necesidad, pero hay que ser moderado", insistió el funcionario, mientras tres inspectores examinaban la rotulación de productos y los precios de parte de la mercancía en la ferretería National, en Cupey.

Como parte de la inspección al citado comercio, los inspectores que acompañaron al titular del DACO examinaron la hoja de especiales o "shopper" vigente en el negocio para corroborar si los precios anunciados en oferta coincidían con los del producto en las góndolas.

Los inspectores examinaron sobre todo los precios de mercancía muy procurada por los consumidores en la temporada de huracanes como baterías, linternas y agua embotellada. En el comercio visitado, poco después de las 11:00 a.m. por el personal del DACO, Adames dijo que no se encontró ninguna irregularidad.

 
DACO verifica que comerciantes cumplan con la congelación de precios

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor participó en una de varias intervenciones a comercios para verificar si se está cumpliendo con la orden de congelación de precios emitida con motivo del cercano paso de Chantal.


Al momento de la visita del funcionario, una residente de Guaynabo procuraba una estufa de gas de tres ornillas que aparecía en oferta con precio de $29.99. La mujer no halló en la góndola el producto, pero personal de la tienda se movilizó para ubicar la estufa y aseguró que la tenían disponible. Minutos después la clienta obtuvo la mercancía deseada, según la promoción.

Noema Giralt, jefa de los inspectores en San Juan, recalcó que si un producto anunciado en precio especial no está disponible cuando un consumidor acude a procurarlo en la tienda, el comerciante tiene que ofrecer al momento uno de "igual calidad o superior" o de lo contrario entregar un "rain check" o vale para que esa persona pueda adquirir la mercancía al precio de la oferta, cuando se reciba nuevamente el producto agotado.

La licenciada Giralt puntualizó que los comerciantes tienen que honrar los especiales publicados en los términos que han determinado, pero si un consumidor entiende que el comercio está incumpliendo puede presentar una querella a la agencia.

Adames, por su parte, indicó que el consumidor quejoso puede llamar al 787-294-3702 para procurar un representante de DACO que recogería su denuncia. También puede formular la queja por internet mediante la página de Facebook DACOatufavor. En el caso de San Juan, Giralt dijo que pueden reportar quejas directo a su correo electrónico ngiralt@daco.gobierno.pr.

Ojo a la gasolina

Por otro lado, Adames explicó que su personal está por completar un nuevo muestreo sobre el costo de la gasolina, lo que permite conocer si se está cumpliendo con la orden de fijación de precio del combustible estipulada por el DACO.

"De un universo de 1,200 gasolineras una vez por mes se hace un muestreo de 250 para determinar cuál ha sido el precio promedio en la gasolina regular, premium y diesel en ese periodo", manifestó Adames.

Indicó que, aunque DACO no regula el precio de los mayoristas y que este fluctúa de acuerdo al suplidor y al momento en que se reciben las barcazas, sí procura controlar el margen de ganancia de los detallistas, según lo dispuesto en la citada orden.

Mencionó que la División de Estudio Económico del DACO atiende, entre otros asuntos, lo relacionado a los márgenes de ganancia por venta de combustible al detal, pero observó que los ciudadanos, mediante quejas, ayudan en la fiscalización para evitar precios exorbitantes en un producto de costo fluctuante.

Al presente, el margen de ganancia del combustible a nivel de detallista es de unos 15 centavos por encima del que le vendió el mayorista. Sin embargo, Adames dijo que muchas gasolineras optan por el menor margen de ganancia al detal, lo que le puede garantizar un mayor volumen de venta en sus estaciones.

Recordó que se ha estimado que en esos casos la ganancia por litro de algunos detallistas suele ser de 2 a 3 centavos por litro, aunque el margen les permitiría hasta 15 centavos.

La orden de fijación de precios de combustible, según Adames, procura que los detallistas "no pierdan en costos, pero no añadan en ganancias".

Sobre el combustible, agregó que ante avisos o vigilancia de tormenta, como al presente, "la gasolina es un bien de primera necesidad y todos los combustibles están incluidos en la orden de fijación de precios".

En tal sentido, exhortó a los consumidores que detecten precios de combustible muy elevados a que presenten su querella al DACO precisando la dirección del negocio en cuestión.

Sobre la orden de congelación de precios, como la vigente desde el 8 de julio a las 5:11 p.m., según el reglamento del DACO, lo que hace es establecer que al firmarse la misma no se pueden subir los precios, recalcó Adames.

La orden incluye una lista de artículos, pero la congelación no necesariamente se limita a los mismos porque el propio reglamento de DACO reconoce que aplicaría a "todo aquel bien que necesite el consumidor para fines de estos momentos de emergencia", añadió el funcionario.