Bebés prematuros celebran la vida en emotiva graduación -VÍDEO

Por Frances Rosario / frances.rosario@gfrmedia.com 08/21/2013 |02:31 p.m.
Según datos provistos por Isado, en Puerto Rico uno de cada cinco niños nacen prematuros. (ismael.fernandez@gfrmedia.com)  
Cada graduando tenía una gran historia de sobrevivencia, pese a sus cortas edades.

Giara Padín de Mello se graduó hoy por haberle ganado la batalla a la vida.

La pequeña nació el 8 de febrero de 2012, en el Hospital Auxilio Mutuo de Hato Rey, cuando su madre, Claudia de Mello, tenía apenas 24 semanas de gestación. Pesó una libra al nacer y los médicos solo le daban 50% de probabilidad de sobrevivir.

Hoy, a los 18 meses de vida, Giara pesa 13 libras. Es una niña atenta y saludable, según describió su progenitora. Por su triunfo, la infante fue una de los 38 pequeñines que el Auxilio Mutuo homenajeó en una emotiva graduación, donde los diplomas fueron pañitos de bebé.

“Nos graduamos todos. Fue un camino muy largo, pero hermoso”, dijo el orgulloso padre, José Padín.

 
Bebés prematuros celebran la vida en emotiva graduación

El proceso agotador de cuidar a sus hijas e hijos prematuros les deja la satisfacción de verles crecer superando diversos obstáculos.


 Explicó que Giara estuvo en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal (NICU) por un período de seis meses. "Durante esos seis meses le hicieron una operación del corazón, luego le hicieron otra operación de la vista. Para hacerle esa operación de la vista, tuvimos que ir a Michigan. Ella fue llevada a Michigan por la ambulancia aérea. Todo fue un éxito. Ella usa espejuelito, pero después de todas las operaciones, al día de hoy ella no sufre de nada. Está totalmente saludable. Tiene un año y medio y pesa 13 libras”, explicó Padín.


Fotos: ismael.fernandez@gfrmedia.com

Al igual que Giara, cada graduando tenía una gran historia de sobrevivencia, pese a sus cortas edades. Por ello, el director médico de la institución, José Isado, los llamó “héroes anónimos de la vida”.

 Otro ejemplo es el de la niña Valeria de León, quien nació a las 31 semanas y pesó dos libras al nacer, pero logró ganar la batalla luego de pasar un mes y medio en la NICU, y hasta haber padecido de dengue a solo seis meses de nacida.

 “Ella fue una titana”, dijo la orgullosa madre, Lilliam Guzmán, al mostrar a su querendona.

 Igualmente, Ismael Sepúlveda, padre de las gemelas Melisa y Amelis, relató que el hecho de haberse convertido en padre de dos niñas que pesaron tres libras al nacer “ha sido un reto. No se estaba preparado para esto, pero cuando uno aprende a manejarlo sabe que es un regalo bien bonito”.

La madre de las gemelas, Zoé Galán, afirmó que para ella ha sido “agotador” tener a las niñas hasta por 40 días en la NICU, lactarlas y enfrentarse a los retos de cualquier madre primeriza. Por ello, les recomendó a las madres de niños prematuros “que no se rindan, que busquen ayuda y se orienten". Galán advirtió que "no es fácil, pero uno lo hace con mucho amor y las recompensas son las sonrisas de ellas”.

Según datos provistos por Isado, en Puerto Rico uno de cada cinco niños nacen prematuros. “Es muy elevado el nacimiento de prematuros y es debido a muchas circunstancias internas y externas”, comentó el director médico del Auxilio Mutuo al destacar que el hospital mantiene una moderna sala para atender a los infantes prematuros y que el personal se convierte en una familia para los padres que allí se atienden.

 De hecho, la enfermera Claribel Casillas relató cómo sufren y celebran junto a los padres cada paso que atraviesan.

 Sostuvo que en los años que lleva en la NICU “aprendí a sentir el dolor de padres que llegan ansiosos y confundidos. Aprendí a celebrar cosas pequeñas de gran significado, como las onzas ganadas, su primera vez en los brazos de mamá y papá, el primer día sin oxígeno, la primera vez fuera de la incubadora, la primera alimentación, entre muchas otras cosas, hasta el momento culminante del día del alta”.


Tags

Bebes prematurosbebés