Personajes con trastornos conquistan en series de televisión

Por El Mercurio / Chile / GDA 10/24/2013 |05:08 p.m.
Psicólogos evalúan el lado positivo en que hayan personajes con diferentes condiciones.
Sheldon Cooper del programa Big Bang Theory tiene rasgos característicos del síndrome de Asperger y es el personaje mas popular de su programa. (Archivo)  

La agente de la CIA Carrie Mathison no quiere tomar sus medicamentos. Así comienza la tercera temporada de Homeland, que se estrenó a fines de septiembre. Los remedios son para ayudarla a manejar su bipolaridad, que en las temporadas anteriores -en las que se descompensaba- la llevaron a crisis maníacas.

En los nuevos capítulos, Carrie asegura meditar y practicar ejercicios para controlar su trastorno, aunque no parece tener mucho éxito.

Ella no es el único personaje de una serie de televisión con algún trastorno psiquiátrico. Sheldon Cooper, el brillante científico protagonista de The Big Bang Theory, tiene rasgos característicos del síndrome de Asperger: no disfruta con el contacto social, no es empático, tiene problemas con la comunicación no verbal, no sabe distinguir una ironía y siempre quiere imponer sus propias reglas.

Toman la pantalla

A pesar de sus problemas sociales, Sheldon Cooper es aceptado por sus amigos y se ha convertido en el personaje más querido de la serie.

Girls tampoco se queda fuera de esta tendencia. En esta serie televisiva, Hanna, interpretada por la guionista y directora Lena Dunham, tiene un trastorno obsesivo compulsivo que la hace contar hasta ocho cada vez que hace algo.

Según la revista Time, en el último tiempo no sólo hay más personajes en la televisión con problemas de salud mental, sino que sus síntomas y tratamientos también están más detallados en la pantalla. Carrie, por ejemplo, tiene síntomas como impulsividad y comportamientos de riesgo, propios de los bipolares.

"Creo que (Homeland) muestra muchas cosas que no son solo precisas, sino que además son destacables. En términos de precisión, muestra a alguien con desorden bipolar que sufre episodios. (...) En vez de ser alguien que está o feliz o triste, que es la forma más común que tiene la gente de entender el trastorno bipolar, muestra los episodios depresivos severos y los episodios maníacos que también pueden suceder con un trastorno bipolar", explicó el doctor Vasilis Pozios, miembro de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Para el director del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Chile, doctor Luis Risco, la aparición de estas enfermedades en la televisión es una excelente noticia.

"Lo encuentro extraordinariamente bueno porque contribuye a desestigmatizar. Durante mucho tiempo a las personas con trastornos mentales se las vio como individuos que no podían ser útiles. Es un gran error, porque muchos padecimientos mentales se mejoran, y en los crónicos las personas pasan largos períodos en buenas condiciones".

También le parece buena idea mostrar las enfermedades con humor, aunque sin dejar de lado la realidad. "Me parece bien mostrar los efectos dañinos de no seguir los tratamientos en forma adecuada, o lo que ocurre cuando no se realiza un diagnóstico apropiado. Y las series sirven para mostrar estos problemas".

Para el psiquiatra de la Clínica Las Condes (de Santiago) Lister Rossel, no es nuevo que se muestren personajes con este tipo de problemas psiquiátricos. "Pensemos en James Bond, una figura con una emocionalidad extrema. Lo normal es tener miedo, pero él no tiene miedo, ni compasión cuando a otro ser humano le ocurre algo malo".

Sin embargo, según Rossel -fanático de la serie In Treatment que mostraba las sesiones semanales de un psicoanalista-, la diferencia está en que hoy los personajes muestran las enfermedades de una forma más real.

"A veces los pacientes bipolares no quieren someterse al tratamiento para no sentirse con el ánimo controlado", dice sobre la nueva temporada de Homeland. "Para llegar a estos conocimientos de la enfermedad debe haber mucha asesoría de terapeutas".

Párkinson también

Esta enfermedad que aqueja al actor estadounidense Michael J. Fox en la vida real no fue un obstáculo, sino un dato más para su personaje en The Michael J. Fox Show. Allí interpreta a un periodista con este mal y, en cada capítulo, los problemas a los que se enfrenta son mostrados con humor. Por ejemplo, en una escena los temblores que padece hacen que llame al 911, cuando en realidad quería llamar a un servicio técnico. Tratar con humor "aliviana" la situación.

Personajes psiquiátricos

Carrie

La serie es protagonizada por Carrie Mathison, una agente de la CIA que se niega permanentemente a tomar sus medicinas. Con el objetivo de no perder su trabajo, Carrie oculta su diagnóstico a su familia. Eso le hace ser temeraria y tomar decisiones imprudentes.

Sheldon

El personaje de la serie The Big Bang Theory, si bien es un formidable científico, tiene características muy similares a un asperger. Establece su propias reglas de convivencia, posee problemas de comunicación no verbal y dificultades en el contacto social ya que le cuesta salir de su casa y prefiere divertirse en solitario.

Hannah

En la serie Girls, Hanna, que es interpretada por Lena Dunham, tiene un trastorno obsesivo compulsivo. Con cada hecho que realiza cuenta hasta ocho. Se autoimpone soledad cuando siente presión.

Michael

Michael J. Fox ilustra con humor lo que le sucede con el párkinson en su vida real. Por ejemplo, en una situación se demora tanto en servir los platos en la mesa, que su mujer termina quitándole la cuchara: "Estamos muertos de hambre", le dice. Para el actor, poder volver a tener un papel protagónico ha sido una sorpresa. "No pensé que sería capaz de hacer esto (una serie en forma regular). Y ha sido grandioso".