Evite que se le salga un viento apestoso esta Navidad

Por Primerahora.com 12/05/2013 |00:00 a.m.
Para reducir los gases se recomienda evitar las frituras. (Archivo)  
Casi todos los gases están compuestos mayormente de nitrógeno, seguido por hidrógeno, dióxido de carbono, metano y oxígeno.

La expulsión de gases es completamente normal en los seres humanos y animales, y aunque varían en duración, sonidos y olores, la composición de estos es más o menos uniforme.

Casi todos los gases están compuestos mayormente de nitrógeno, seguido por hidrógeno, dióxido de carbono, metano y oxígeno.

Una persona, en promedio puede producir hasta 2 litros de gas por día, y eliminarlos en aproximadamente 14 fracciones diarias.

Según el portal electrónico www.dmedicina.com, “algunos alimentos ricos en fibra, carbohidratos, celulosa, proteínas y grasas, junto con las bebidas gaseosas, pueden provocar la acumulación de gases en el estómago y el intestino”.

Sin embargo, también hay medicamentos que pueden provocarlos, así como enfermedades tales como las úlceras gástricas y duodenales y la dispepsia intestinal. Incluso, factores externos como el estrés, la ansiedad o el nerviosismo pueden provocar una mayor producción de gases.

La comida que como puertorriqueños disfrutamos en esta época festiva pudiera también provocar que generemos mayores cantidades de gases en nuestro sistema y generarnos situaciones vergonzosas.

Para evitar esto, existen varias recomendaciones de los expertos.

En www.dmedicina.com se recomienda reducir el consumo de carbohidratos, legumbres (garbanzos, alubias y lentejas). El refresco o bebidas gaseosas nos llenan de gases también.

El coliflor, por su parte, es una verdura que provoca mucho gas y por lo general de muy mal olor, por lo que no los debe consumir si está en una fiesta o se dirige a una.

Aunque sea difícil evite las frituras. Claro, si no le molestan los gases o va a estar solo, cómalas.

Se recomienda también comer verduras de hoja cocidas como la espinaca.

La carne, que tanto nos gusta, es mejor comerla asada y con poca grasa.

Por más rico que esté ese pernil, coma con medida, despacio y masticando bien.

Evite lo más que pueda el café.

También puede practicar técnicas de relajación que le permitan eliminar la tensión y el estrés. Si lleva una rutina alimenticia en la que no pasa mucho tiempo entre comidas, también se reduce la cantidad de gases que se producen en el intestino.

Mientras, en medlineplus.com van más allá y te recomiendan hasta no masticar goma de mascar. Debes relajarte al comer y también caminar durante 10 a 15 minutos después de comer.

Si el problema continúa, los expertos  sugieren probar con enzimas alimenticias que se venden en pastillas.

También está el té de menta o manzanilla después de la comida pues, supuestamente, facilitan la digestión.

Claro, si el problema es mayor, como dolor abdominal o rectal, acidez gástrica, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento o pérdida de peso, así como heces fétidas y aceitosas o heces con sangre debe consultar al médico porque son problemas mayores.

Datos sobre los gases

Pueden viajar fuera del cuerpo a siete millas por horas.

Tienen una temperatura de 98.6 grados.

Algunos gases son inflamables.

Nervios en el recto ayudan a identificar la diferencia entre gas y excremento.

Tags

Refrescos