Niño que se presume fue maltratado sale de estado crítico

Por Gerardo G. Otero Ríos / gerardo.otero@primerahora.com 12/11/2013 | 06:09 p.m.
Julio González Burgos, padrastro del menor presuntamente maltratado, se encuentra preso en el Centro de Detención Metropolitano, en Guaynabo. (Archivo)  
"Ya salió de lo más peligroso. Ahora mismo lo que más necesita es que las personas oren por él”, dijo la fiscal Hazel Justison Meléndez.

Arecibo.- El menor de cuatro años que presuntamente fue brutalmente golpeado por su padrastro la semana pasada ha presentado una mejoría significativa en su condición de salud.

La fiscal Hazel Justison Meléndez informó que el niño se encuentra recuperándose satisfactoriamente y que ha comenzado a reaccionar y a ingerir alimentos por boca.

“Gracias a Dios salió del estado crítico que se encontraba. Se está recuperando poco a poco. Ya salió de lo más peligroso. Ahora mismo lo que más necesita es que las personas oren por él”, dijo, en entrevista telefónica.

Aunque no pudo precisar a qué área del Hospital Pediátrico Universitario del Centro Médico de Río Piedras fue llevado el niño, la fiscal aseguró que se encuentra estable y bajo observación constante de los médicos.

En cuanto a la posible radicación de cargos por maltrato de menores que se asoman en contra de Julio González Burgos, padrastro del menor, la representante del ministerio público sostuvo que aún se encuentra entrevistando a  profesionales de la salud que atendieron al niño el día de los hechos.

“Ya hemos entrevistado a varios de los doctores y enfermeras que intervinieron en la emergencia pero todavía nos faltan otros que estaremos citando durante los próximos días”, dijo, a la vez que señaló que, debido a la complejidad de la investigación, la radicación de cargos podría tardar semanas.

“Como es un caso que involucra a un menor no es fácil trabajarlo y encima de todo eso están los informes y opiniones médicas, que son esenciales”, afirmó.

Según dijo, todos los entrevistados coinciden en que los hematomas que presentaba el menor no son compatibles con los de una caída, que fue la versión que dio el sospechoso.

El miércoles pasado, González Burgos llevó al menor hasta el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Camuy alegando que el niño se resbaló y cayó en el baño de su residencia en la urbanización Estancias de Membrillo. El menor fue trasladado hasta el Hospital Metropolitano Dr. Cayetano Coll y Toste y, posteriormente, fue transportado en ambulancia aérea hasta el Centro Médico de Río Piedras, donde se le diagnosticó, además de los hematomas que presentaba, una fractura craneal. La madre del infante, Dayanara Díaz Montalvo, no se encontraba en el hogar cuando ocurrieron los hechos.

Actualmente, González Burgos se encuentra tras las rejas en el Centro de Detención Metropolitano (MDC), en Guaynabo, luego de que se le revocara una probatoria de un caso que tenía a nivel federal por violación a la Ley de Armas.

Contra González Burgos también se diligenciaron dos órdenes de arresto que tenía pendientes por delitos relacionados a la Ley de Sustancias Controladas y por un caso de Vehículos Hurtados.