Riesgo de coágulos dura 12 semanas después de parto

02/13/2014 |03:19 p.m.
Las embarazadas son más propensas a sufrir coágulos debido al aumento natural de sustancias que espesan la sangre. (Archivo)  
El riesgo de padecer un coágulo era 11 veces mayor durante las primeras seis semanas después del parto.

El riesgo de las embarazadas de sufrir coágulos sanguíneos que pueden causar derrames, ataques al corazón y otros problemas, permanece elevado durante 12 semanas después del parto, más del doble de lo que se pensaba, de acuerdo con un estudio difundido hoy.

Los incidentes cerebrovasculares todavía son bastantes inusuales justo después del embarazo, pero devastadoras cuando ocurren y fatales en un 10% de las ocasiones, de acuerdo con el doctor Hooman Kamel, neurólogo especialista en la Escuela de Medicina Weill Cornell de Nueva York. Los coágulos en las piernas por lo general sólo causan dolor, pero pueden ser fatales si suben a los pulmones.

Kamel encabezó el nuevo estudio, que fue publicado en la versión electrónica del New England Journal of Medicine y presentado en un congreso sobre derrames en San Diego.

Las embarazadas son más propensas a sufrir coágulos debido al aumento natural de sustancias que espesan la sangre para evitar sangrado excesivo durante el parto, lo cual dificulta el paso de la sangre de las piernas hacia el corazón.

"Algunas veces existe la idea de que una vez que dan a luz ya no tienen que preocuparse por estas cosas", pero los riesgos persisten para algunas tiempo después del parto, explicó el doctor Andrew Stemer, neurólogo de la Universidad de Georgetown.

El estudio abarcó a 1.7 millones de madres primerizas en California. En el siguiente año y medio, 1,015 de ellas desarrollaron coágulos, 248 sufrieron derrames, 47 ataques cardíacos y 720 coágulos en piernas o pulmones.

El riesgo de padecer un coágulo era 11 veces mayor durante las primeras seis semanas después del parto y dos veces mayor desde la séptima a la 12da semana. Después, se reducía a los niveles normales.

Kamel aconseja a las mujeres que acaban de tener un bebé buscar ayuda médica de inmediato si sienten dolor o presión en el pecho, tienen problemas para respirar, hinchazón o dolor en una pierna, dolor de cabeza severo y repentino, pérdida de visión, habla, balance o fuerza en un lado del cuerpo. La hipertensión y el tabaquismo incrementan el riesgo de tener coágulos.

Tags

partoembarazosalud