Jacky Fontánez recuerda a su exsuegra en la obra “Vamos a hacer el amor”

Por Rosa Escribano 09/09/2018 |11:45 p.m.
"Creo que todo el mundo en algún momento de su vida ha pasado por eso”, dijo Jacky Fontánez sobre el contenido de la obra. (Suministrada)  
La puesta en escena también se presentará los días 15, 16, 21, 22 y 23 de septiembre.

¿La suegra se saldrá con la suya?

Los enredos comienzan a aflorar en la comedia teatral Vamos a hacer el amor cuando una madre posesiva y escritora frustrada le declara la guerra a la novia de su hijo con tal de separarlos. 

“A la pobre señora la sobrepasan las deudas, la falta de éxito, y encima tiene un amor por el nene que está fuera de liga, así que esa es la fórmula para tener una madre que es capaz de cualquier cosa”, explicó Sara Pastor sobre “Victoria Cuadrado”, a quien da vida en la obra que estrena el próximo 14 de septiembre en el Centro de Bellas Artes de Santurce. La mujer no aprueba la relación amorosa de su hijo, el picaflor “Danny” (Osvaldo Friger), porque le parece que su novia, “Sandra” (Jacky Fontánez), no es lo suficientemente buena para él. 

Por su parte, Fontánez mencionó que hace el papel de “una chica universitaria tímida que está en el proceso de conocer a su suegra, que es bien terrible, de esas mujeres que llegan a cierta edad y tienen miedo de quedarse solas y está buscando la manera de hacerle la vida imposible para que su hijo no se quede con ella”. Además, la novia “quiere llegar virgen al matrimonio y ahí es que surge más o menos el plan de ella para separarnos completamente”, añadió la también locutora del programa What’s up de La Nueva 94FM.

Sobre la oportunidad de interpretar el papel, compartió que “es un personaje con esta doble personalidad, una chica tímida que en algún momento se transforma siguiendo los consejos de su suegra para poder conquistar a su novio, así que al hacer esa transición encontré el reto del personaje, que por eso también lo acepté, porque no es más de lo mismo, ese cambio de personalidad drástico se ve bien marcado”. 

Compartió que con la experiencia de ensayar para el papel, la situación que atraviesa la joven le trajo recuerdos. “En algún momento de mi vida llegué a tener una suegra así, que me decía ‘tienes que hacer esto y lo otro para que puedas conquistar a mi hijo’. Así que han sido más risas de lo que las situaciones provocan en la obra, porque me la recordó, era casi idéntica (ríe). Creo que todo el mundo en algún momento de su vida ha pasado por eso”, agregó la actriz que en el pasado ha tenido participación en las tablas con Los monólogos de la vagina y Con amigos como tú. Pero está clara de que no permitiría dejarse manipular. “Tengo mis ideales y los defiendo a capa y espada”.

Al traerlo a la vida real, Sara Pastor reflexionó que para continuar en una relación amorosa de este tipo se debe sopesar el apoyo de la pareja.

“Si después de un tiempo en que ya se sabe que tú eres una persona que quieres bien a la otra parte, y eres una persona que lo complementas, que lo haces feliz, que realmente aportas a su vida, y si la señora sigue empeñada en que no, pues entonces la postura ya no es lógica. Si no tienes un cambio de conducta y aceptación por la otra parte (suegra o suegro), y tu pareja no reacciona bien y te da tu espacio y tu lugar, pues realmente yo entiendo que es muy difícil llevar una relación”. 

La veterana actriz también resaltó el agrado de aceptar este proyecto con ambos artistas. “No había trabajado con ellos y me ha gustado mucho tener compañeros que pertenecen a una generación joven de actores. El estar siempre con personas que son jóvenes te saca del comfort zone. Te lleva a ver cómo ellos enfrentan el trabajo actoral y te hace modificar tal vez costumbres o patrones que uno tiene. Me encanta porque eso siempre es crecimiento”. 

La puesta en escena también se presentará los días 15, 16, 21, 22 y 23 de septiembre.

Boletos disponibles a través de Ticket Center. 

Regresa a la portada