Cámara busca que los nenes vayan en car seat hasta los 9 años

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / [email protected] 09/10/2018 |11:45 p.m.
La medida dispone que los niños entre uno y dos años, que pesen 22 libras o menos, deben transportarse en un asiento protector de cara hacia atrás o en un asiento manufacturado como sólo para lactantes. (Archivo)  
De igual manera, ninguna institución hospitalaria podrá entregar un recién nacido a los padres si no poseen el documento de bomberos.

La edad máxima para el uso de asientos protectores para menores que viajen en autos aumentaría de ocho a nueve años, según se propone en un proyecto que fue aprobado ayer en la Cámara de Representantes a fines de mejorar la seguridad de los niños mientras se encuentran en un vehículo de motor.

El Proyecto de la Cámara 1744, de la autoría del presidente del cuerpo Carlos “Johnny” Méndez y el representante José “Memo” González Mercado, también faculta al Negociado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico y a los técnicos certificados de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito a emitir y requerir certificaciones sobre la instalación adecuada de los asientos protectores.

De hecho, a partir del 1 de octubre  ningún conductor podrá viajar con menores si no tiene la certificación requerida a la mano, según dispone el Reglamento de Normas y Procedimientos que entró en vigor el pasado 15 de junio y que elaboró la Comisión para la Seguridad en el Tránsito, en conformidad a una enmienda que se le hizo el año pasado a la Ley 22.

De igual manera, ninguna institución hospitalaria podrá entregar un recién nacido a los padres si no poseen dicho documento. Las certificaciones, se aclaró, deben ser renovadas cuando el asiento protector caduque o el niño cambie de etapa para utilizar un nuevo asiento.

Las personas que incumplan con el requisito de la certificación recibirán una multa de $100. Aquellos que transporten menores sin un asiento protector se enfrentan a una falta administrativa de $500.

Según estadísticas recientes publicadas en la exposición de motivos del proyecto en Puerto Rico, 4 de cada 5 asientos protectores están mal instalados, situación que ha estado tratando de resolverse desde el 2003 a través de reglamentos de seguridad vial y campañas mediáticas que enfatizan la importancia de que los asientos estén correctamente instalados.

Sin embargo, según los representantes, los esfuerzos deben ir más allá y debe hacerse obligatorio para todo conductor tomar la orientación del Negociado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico sobre la manera correcta de colocar los asientos en los vehículos para así evitar tragedias de menores inocentes en accidentes de autos.

La medida dispone que los niños entre uno y dos años, que pesen 22 libras o menos, deben transportarse en un asiento protector de cara hacia atrás o en un asiento manufacturado como sólo para lactantes.

Mientras, los niños de más de dos hasta cuatro años y 11 meses que tengan un peso de 23 a 40 libras, podrán transportarse en un asiento con posición de cara hacia adelante.

De otra parte los menores de cinco a nueve años con una estatura menor de cuatro pies y nueve pulgadas -y un peso de hasta 65 libras, deberán ir en un asiento protector elevado también conocido como “booster seat”.

Aquellos vehículos que sólo tengan asientos delanteros, se les tendrá que desactivar las bolsas de aire para poder transportar a un menor. Además, se impone que todo niño menor de 12 años debe viajar en el asiento posterior del carro.

Dan paso a Ley de Datos Abiertos en el Gobierno 

De otra parte, la Cámara de Representantes endosó el Proyecto del Senado 236 que crea la “Ley de Datos Abiertos del Gobierno de Puerto Rico” para establecer como principio de política pública el libre acceso a los datos que se originen, conserven o reciban por los organismos gubernamentales y que crea el cargo del Principal Oficial de Datos (“Chief Data Officer”).

“La medida empodera al pueblo a tener acceso a la información”, expresó el legislador novoprogresista Jorge Navarro.

Mientras, el representante independiente Manuel Natal Albelo dijo que es importante que tras aprobado el proyecto “permanezca la sustancia de la misma”.

Por su parte, los representantes de la minoría del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, y Luis Vega Ramos del Partido Popular Democrático (PPD), coincidieron en que la legislación ayuda en el ejercicio de los ciudadanos a ser informados.

La medida fue aprobada con enmiendas, por lo que regresará al Senado y, posteriormente, pasará a la firma del gobernador Ricardo Rosselló.



Regresa a la portada