Guardia Costera emite alerta portuaria por Isaac

Por Agencia EFE 09/11/2018 |09:07 a.m.
El estado Whiskey se establece 72 horas antes de la amenaza de vientos de tormenta. (Archivo)  
Aconsejan a las embarcaciones de recreo que busquen puerto seguro.

La Guardia Costera de Estados Unidos en San Juan informó que desde las 8:00 a.m. de ayer se estableció la condición portuaria Whiskey de alerta para todos los puertos de las Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico debido al paso del huracán Isaac por el Caribe.

El código Whiskey es un aviso para la industria marítima que significa que se deben tomar precauciones ante la proximidad de un evento atmosférico severo, en este caso el huracán, categoría 1, Isaac.

En un comunicado, la Guardia Costera recordó que se pueden producir vientos sostenidos de tormenta tropical de 39 millas la hora (unos 62.7 kilómetros), que pudieran llegar dentro de 72 horas.

El estado Whiskey se establece 72 horas antes de la amenaza de vientos de tormenta, aunque todas las operaciones marítimas, portuarias y el tránsito de embarcaciones pueden continuar hasta nuevo aviso.

La Guardia Costera aconsejó además a las embarcaciones de recreo que busquen puerto seguro.

Además recordó a las instalaciones portuarias que revisen y actualicen sus planes de respuesta a condiciones climáticas severas y que hagan los preparativos adicionales necesarios para prepararse adecuadamente en caso de un posible impacto en la zona del huracán Isaac.

La capitanía de la Guardia Costera del Puerto de San Juan anticipó el establecimiento de la condición portuaria Xray para las 08:00 a.m. de hoy, martes, para las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico.

Durante la condición de portuaria Xray, que todavía permite las operaciones con normalidad, se esperan vientos sostenidos superiores a 60 kilómetros por hora (39 millas por hora) dentro de un plazo de 48 horas.

La última condición es Zulu, que suspende las operaciones portuarias y los puertos están cerrados a todo el tráfico entrante y saliente de embarcaciones hasta que se indique lo contrario por parte de la Guardia Costera.


Regresa a la portada