Ayuda para Caleb

Por Sandra Torres Guzmán / Para Primera Hora 08/22/2018 |11:45 p.m.
Familia necesita apoyo para costear los gastos y acompañar a su pequeño durante el tratamiento.
Caleb Joel fue diagnosticado con Intrinsic Pontine Glioma, un tumor en el cerebro que no se puede operar.  

Hace un mes y medio que el niño Caleb Joel Picart Rivera comenzó a quejarse de dolor de garganta, sin sospechar que el síntoma alertaba de que había algo más.

Luego de llevarlo a distintos especialistas, sus padres insistieron en averiguar qué pasaba con el pequeño de nueve años, porque no presentaba mejoría. Hasta que se toparon con un resultado que les cambió la vida.

A su retoño lo amenazaba un tumor en el cerebro, que según los médicos, es imposible de operar. Se trata del Intrinsic Pontine Glioma. 

“Es un diagnóstico difícil. Estuvimos buscando varios hospitales, pero en Puerto Rico nos dijeron que el tratamiento era para alargar la vida, pero con muy pocas esperanzas”, dijo Cindy Rivera Pérez, madre de Caleb y de otros cuatro menores.

Rivera Pérez reside en Yauco junto a su esposo, Francisco Picart y sus cinco hijos, entre estos, dos pares de gemelos y un quinto niño que ahora tiene cinco años. Aun así, tuvieron que viajar a Estados Unidos buscando alternativas que salvaran la vida de Caleb Joel.

Fue en el Hospital del Instituto Nacional de la Salud ubicado en Maryland donde hallaron esperanza.

“Es un hospital de investigación y ahora mismo están trabajando un protocolo con este tipo de tumor en niños de 6 a 12 años de edad, así que aceptaron el caso de Caleb. El protocolo es largo, la primera parte es de seis semanas y media con radiación, que es donde está ahora, y luego empezará con un medicamento que funciona en el 75% de los niños”, manifestó Rivera Pérez.

Aunque la institución cubre los costos del tratamiento, los gastos por permanecer en el lugar son cada vez más difíciles de sobrellevar. Esto, porque sus padres deben costear alimentos y transporte mientras dure el procedimiento.

“Aquí las comidas son sumamente costosas y el otro día gastamos $60 en tres cereales con leche, dos jugos y una botella de agua. Aunque trabajo en la Universidad Católica, dejaré de cobrar el 5 de septiembre y mi esposo es inspector de FEMA, pero solo cobra si trabaja”, explicó la situación que enfrentan para permanecer al lado de su hijo.

Es por eso que se abrió la cuenta #UnidosPorCaleb, para apoyar a esta familia yaucana y que así puedan permanecer junto al pequeño. Puede donar por ATH móvil al 787-955-7912 o a través de la cuenta #153387785.

Regresa a la portada