Placeholder

Por Johnny Mas Kesabe

El soneo de Johnny Mas Kesabe

No es lo mismo jugar ‘catch up’ que jugar con kétchup

02/27/2018
El cansancio mató al final el empuje de los boricuas

!!!!Mire mi hermano…!!!!..Jugar ‘catch up’ en la disciplina del basketball es de las cosas más difíciles en este deporte. Y anoche los boricuas pagaron ese precio ante el equipo representativo de la G-League de Estados Unidos en esta ventana FIBA de cara al Mundial del 2019 en China.

Los boricua cayeron 83-75 no sin antes remontar una desventaja de 22 puntos y realizar un ‘rally’  de 23-2 en el último parcial y pegarse a un chavo restando menos de cuatro minutos.

Peroooooo…ese esfuerzo de jugar viniendo de atrás, de alcanzar al contrario, no es ‘cáscara de coco’ como dicen allá en Orocovis.

Tienes y estas obligado a meter puntos para bajar el marcador del rival, pero tienes y estas obligado a defender también para mantener bajo ese marcador del contrario.

Y el cansancio hace estragos en el equipo que viene de atrás. Se juega con la lengua por fuera y la fuerza de los brazos, los ‘esprines’ de los molleros se achica y la bola ni llega al aro cuando lanzas.

Ayer Puerto Rico pagó ese precio cuando restando tres minutos de partido no pudo dar ese jaque mate ante Estados Unidos, cuando tiraron de 9-1 de tiros de campo en sus últimos 10 intentos y tampoco pudieron avanzar cuando no fueron efectivos en ese mismo lapso de tiempo desde el tiro libre.

El agotamiento físico les pasó factura. Muchos de esos últimos tiros solo daban en la parte afuera del aro, sinónimo de cansancio. Eso fue clave.

Estados Unidos, cuando repasas las estadísticas finales, claramente dominó  en cada renglón del juego, solamente que no supieron qué hacer cuando Puerto Rico, de la mano de Clavell, Brown, Clemente, Collier y  Andújar, salieron a jugarse el físico y el cuero en ese último período.

Estados Unidos nos mató cuando dominó ese primer tiempo y se presentó con un Harrison (16 puntos- 4 triples) muy efectivo desde el área de tres puntos y además le puso mucha presión defensiva a Angel Rodríguez, que no pudo encontrarse en el juego. Larry Drew II nos hizo14 tantos y corrió muchísimo. Mientras, Clavell tampoco fue efectivo en ese primer período. Los rebotes ofensivos nuevamente fue uno de nuestros puntos muertos y la carrera en juego que presentó el armador de Estados Unidos, Stockton, nos sacó de tiempo.

Pero en resumen el equipo boricua aunque no lució con ese flow que tuvo ante los mexicanos en eso de mover el balón y encestar el triple, demostró cría, carácter y coraje. Fue una de las más grandes demostraciones que haya hecho selección nacional alguna cuando en ese último cuarto, cuando remontaron bastante en el marcador.

Clavell (23 puntos) debe seguir mejorando en su juego lo mismo que Browne (11 puntos). Mientras Casiano debe contar con Collier y Clemente como almas de mollero y fuerza, esa dupleta se vio muy bien en cancha.

Ahora resta ganarles a México y a Cuba en la tercera ventana de junio-julio que se jugara en Puerto Rico, para adelantar a la segunda ronda. De seguro que no veremos necesariamente a ese equipo estadounidense de la G-League en lo que resta de torneo, y para el verano el equipo pudiera ser una combinación de estos jugadores con algunos jugadores activos en la NBA, lo que augura será otro equipo poderoso y muchas herramientas por parte de Estados Unidos.

Puerto Rico también tendrá mejoras en verano con Barea y Holland. Así que toca jugar en verano, toca seguir mejorando y toca a este grupo de jóvenes jugadores boricuas seguir afinando el plan de trabajo del coach nacional Casiano. Pero sin dudas, vamos por buen camino.