Abunda el talento sin firmar en la NBA

10/06/2012 |
El boricua Carlos Arroyo jugó por última vez en la NBA con los Celtics de Boston a finales de la temporada 2010-2011. En 15 juegos con Boston, promedió 2.4 puntos y 1.7 asistencias por juego.  
Varios equipos están probando a sus jugadores jóvenes en pretemporada antes de firmar otros veteranos.

El boricua Carlos Arroyo no es el único agente libre que todavía no ha encontrado un hogar en la NBA, que ayer comenzó la pretemporada.

La lista de talento disponible es amplia e incluye otros canasteros que han sido estelares o que pueden ser sólidos jugadores del rol, tales como los escoltas Leandro Barbosa, Tracy McGrady, Michael Redd y Mickael Pietrus.

También están el alero Josh Howard, el delantero Kenyon Martin, el centro Chris Andersen y los veteranos bases Derek Fisher y Gilbert Arenas, por mencionar algunos.

Esto, sin contar a varios jugadores que recientemente firmaron contratos no garantizados y solo con invitación a los campamentos, como son los casos de los aleros Josh Childress, Damion James y Gary Forbes, así como el centro Anthony Tolliver y el armador Shaun Livingston.

La realidad es que muchos equipos desean ver primero qué tienen en sus respectivas plantillas durante la primera semana de la pretemporada para entonces abrir la cartera nuevamente para firmar otras piezas que podrían complementarlos.

“Es un proceso de espera y hay que ser pacientes. No tengo prisa. Sigo entrenando cinco veces a la semana desde que llegué de Venezuela y voy a estar listo para aportar de inmediato cuando firme en NBA o lo haga en Turquía”, dijo Arroyo a Primera Hora.

Los Bobcats de Charlotte y los Bucks de Milwaukee son los únicos equipos en la NBA que tienen al menos 15 jugadores durante esta fase de pretemporada.

Mientras los Spurs de San Antonio, los 76ers de Filadelfia y los Hornets de Nueva Orleans tienen 14 contratos garantizados o menos.