Ayuso no pretende esperar al retiro para pensar en qué va a hacer cuando ese día llegue. (Foto/Archivo)  
Debutó como campeón en Primera Categoría y aspira, en el futuro, a laborar en el BSN y en la NCAA.

Por los pasados 19 años, el escolta Elías ‘Larry’ Ayuso ha figurado como uno de los principales anotadores y trespuntistas en el baloncesto de Puerto Rico.

De hecho, ya es el líder indiscutible en triples anotados de todos los tiempos en el Baloncesto Superior Nacional (1,554 y contando), y para cuando termine su carrera de aquí a dos años habrá rebasado la mítica marca de los 10,000 puntos anotados. Ademas,  figurará entre los mejores 10 canasteros ofensivos en la historia de básquet boricua.

Sin embargo, a pesar de que aún no ha enganchado las tenis y que todavía le queda buen baloncesto en esas rodillas a sus 39 años de edad, Ayuso no pretende esperar al retiro para pensar en qué va a hacer cuando ese día llegue.

Por eso, ya comenzó de lleno a labrarse paso en la profesión de dirigente, logrando debutar con éxito al ayudar a los Mets de Guaynabo a coronarse campeones del torneo de Primera Categoría (Sub-25) en días recientes.

“Ya estoy creando los cimientos para lo que podría ser mi próxima carrera laboral. Es algo que quería comenzar a hacer desde ahora para ir ganando experiencia. Y con Guaynabo me fue súper bien. Creo que pude desarrollar una buena química con mis jugadores desde el primer día y, gracias a Dios, salimos con el campeonato. Con ellos hubo compromiso y dedicación desde el inicio”, dijo Ayuso a Primera Hora.

En el torneo de Primera Categoría, Ayuso pudo contar en su plantilla con los cubanos nacionalizados Juan Pablo Piñeiro y Enrique Ramos –ambos de los Brujos de Guayama en el BSN– y con Jorge Matos, de los Capitanes de Arecibo. El resto de la plantilla eran canasteros jóvenes del País.

“No fue difícil conectar con los jugadores. Muchos de ellos ya conocían mi trayectoria y en esa parte hubo respeto. Pero me los tenía entonces que ganar en la prácticas con mis ejecutorias, enseñado el sistema de juego que quería implementar y también hablando con ellos en el camerino y llevando el mensaje”, dijo Ayuso, quien dijo enfatizar bastante en defensa.

“Yo exigía que defendieran a los ‘gares’ a 90 pies, por toda la cancha. La defensa era nuestra primera arma ofensiva. En ofensiva corrimos algunos esquemas simples, usando mucho pick-and-roll y recalcando el pase extra. No teníamos camisas de fuerza para efectos de tirar con una cantidad específica de segundos al canasto. Si había un tiro abierto, había que tomarlo. Pero, claro, había que trabajar para tener ese buen tiro, no había que forzar nada”.

Buenos maestros

Entre sus influencias principales en estas lides, Ayuso nombró a varios de sus mentores en el BSN como Julio Toro, Carlos Mario Rivera y David Rosario, así como su dirigente en la Universidad de Southern California (USC), Henry Bibby.

“He tenido buenos coaches a través de mi carrera. Bibby era una gran mente ofensiva en las ‘X’ y los ‘O’. Carlos Mario, a pesar de sus loqueras, también era muy bueno ajustando y aplicando las ‘X’ y los ‘O’. De Julio me llevo su capacidad de llevar el mensaje, de no sobrecargar a los jugadores emocionalmente, de usar la ironía, la psicología para trabajarle sus mentes. También tuve buenos ‘coaches’ cuando jugué en Europa y ellos también tienen su influencia en mi”, dijo Ayuso, que militó en clubes como Montegranaro en Italia, Ionikos en Grecia, Zalgiris Kaunas en Lituania, Besiktas en Turquía y Cibona Zagreb en Croacia.

“Creo que todos han tenido una influencia en mí y se va a ver a medida que haga esto más a menudo. Me veo dirigiendo por mucho tiempo”. 

Quiere ir a la NCAA

De hecho, una de las metas de Ayuso es poder dirigir eventualmente al nivel de NCAA en Estados Unidos una vez adquiera experiencia notable en estas lides.

“Ya he tenido algunos acercamientos para trabajar en División I.  He hablado con coaches del pasado y podrían abrirse oportunidades para entrar como asistente e ir ‘mojándome los pies’ hasta tener una oportunidad posterior", dijo Ayuso. 

“Me gusta esto de estar en la línea de fuego, tomando decisiones. Mi meta es poderlo a hacer en la NCAA  y, quizás, también en el BSN. Pero poco a poco”.

No obstante, antes de dar ese paso como dirigente a tiempo completo, Ayuso ya comienza a enfocarse en su entrenamiento de cara a la temporada 2017 del BSN. Aún no sabe con qué equipo jugara, pues fue canjeado desde Quebradillas a Santurce y todo pinta a que los Cangrejeros recesarán.

“Quisiera que los Cangrejeros de Santurce jugaran”, dijo Ayuso, quien lideró dicha franquicia  a su último campeonato en el 2007.

 “Pero ahora mismo no sé que pasará. Solo puedo hacer lo que yo controlo y eso es entrenar y mantenerme en óptima condición. La temporada pasada empecé mal tras haberme lastimado la espalda. Venía de un 2015 bien duro y que tuve que echar el resto entrenando con Rick Pitino en el Equipo Nacional. Pero este año estoy saludable”,  sentenció  Ayuso. 

Regresa a la portada