Boston no se rinde

05/03/2013 |
Los Celtics de Paul Pierce (34), Kevin Garnett (5) y Jeff Greene (8) parecían eliminados la semana pasada y ahora están en virtud de lograr lo imposible. (AP)  
Ningún equipo en la NBA se ha repuesto antes de un déficit de 3-0 en una serie. La disputa por un día más en la temporada será esta noche en su verdosa casa.

Nueva York. El déficit de 11-0 del quinto partido fue borrado. El déficit de 3-0 en la serie podría ser el próximo.

Los Celtics de Boston están a dos victorias de lograr un hito histórico en la NBA. También, hundir el pesimismo de los Knicks de Nueva York en fases de postemporada de la manera más improbable.

Este es el cuadro. Los Celtics albergarán hoy el sexto juego de su serie de primera ronda de los playoffs ante los Knicks luego que anteanoche lograran una victoria por 92-86 en Nueva York, que les aviva la oportunidad de convertirse en el primer equipo en la NBA en sobreponerse de un déficit de 3-0 en una serie. El equipo con más campeonatos en la liga sencillamente se niega a morir. Ya se sobrepuso a la presión que supuso perder los primeros tres partidos de la serie y anteanoche incluso superó la osada actitud de los jugadores de los Knicks de presentarse al Madison Square Garden vestidos de negro porque dizque iban para el funeral de los Celtics.

“Nuestra mentalidad ha sido la mentalidad de un séptimo juego de serie. Es la actitud de ir a darlo todo, la que uno emplea cuando sabe que no hay mañana, punto. Así de sencillo”, dijo el centro Kevin Garnett, quien el miércoles anotó 16 puntos y capturó 18 rebotes para guiar la victoria de los Celtics. “Nosotros nos pusimos en ese hoyo de 3-0 y ahora sencillamente estamos buscando encontrar una forma de salir de él”.

Y hasta ahora, el proyecto ha tenido éxito. Luego de una victoria el domingo en Boston, que evitó la barrida, los Celtics tuvieron que reponerse el miércoles de una desventaja de 11-0 en la apertura del partido en Nueva York para poder prevenir que los Knicks lograran su primera victoria en una serie de postemporada desde el 2000.

“Eso muestra cuán determinados somos. Abajo, 11-0, pudo haber sido fácil decir: ‘Muchachos, hicimos un buen esfuerzo, pero no tenemos lo suficiente’”, dijo el reserva Jason Terry. “Nosotros estamos ahora mismo comenzando a acoplarnos y levantarnos de las lesiones que nos afectaron toda la temporada, pero ahora mismo este esfuerzo viene del corazón. Estamos decididos a salir cada segundo, cada posesión, y dejarlo todo ahí. Si eso a la larga no es suficiente, entonces nos iremos a casa”.

Pero los Celtics no esperan menos que lograr hacer historia. Después de todo, son la franquicia con más destaques históricos en la NBA. Ellos fueron el primer equipo de ocho en la NBA que vinieron de estar abajo en una serie de postemporada por 3-1 para ganar una final. Eso lo lograron en el 1968 ante Filadelfia. Son también uno de pocos equipos que han salido de déficits de 2-0 para también llegar a la final. Así que ellos sienten más que la obligación de ser los primeros en reponerse de un déficit de 3-0 para ganar una serie.

“Aquí nadie se va a quitar”, dijo Terry.

Sobre todo, cuando el sexto partido de la serie será en Boston. Definitivamente, un lugar adonde los Knicks no hubieran querido tener que volver.

“Claro que hubiéramos querido cerrar la serie y movernos a la próxima. Pero nadie dijo que sería algo fácil”, dijo el dirigente de los Knicks, Mike Woodson.

Nueva York pudo haberles sacado provecho a unos cuantos días de descanso para su róster de veteranos antes de ir a la segunda ronda de los playoffs. Eso es si llegan a ella.

“Creo que estaremos bien”, dijo Woodson.

Mientras, Carmelo Anthony avisó que Nueva York peleará para cumplir su meta.

“Lo dije en el primer partido. Que esto no sería un paseo en el parque. Ese equipo iba a pelear para atrás y ya está demostrado. Ahora nos tiraron unos cuantos golpes y ahora ha llegado el momento para que reaccionemos y les hagamos lo mismo”, dijo Anthony.

La historia puede tener otro capítulo hoy, o terminar hoy.