Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carlos Arroyo declinó volver al Equipo Nacional

Por Carlos Rosa Rosa 11/26/2017 |11:45 p.m.
Carlos Arroyo anunció su retiro del combinado nacional a la conclusión del Repechaje Olímpico de Serbia en el 2016 al fallar en el objetivo de regresar a unas Olimpiadas. (Archivo)  
La Federación de Baloncesto le pidió jugar en la primera ventana de FIBA.

La gerencia y el cuerpo técnico de la Selección Nacional le abrieron las puertas al veterano Carlos Arroyo para retornar como jugador en la primera ventana clasificatoria al Mundial 2019, pero el fajardeño decidió no tocarla y así permanecer retirado del combinado.

Arroyo sí aceptó unirse al staff técnico como colaborador en la preparación del conjunto nacional para el partido del pasado jueves en la ciudad de Orlando ante Estados Unidos.

“Sí”, contestó Arroyo a preguntas de Primera Hora sobre el acercamiento del presidente de la Federación de Baloncesto local, Yum Ramos, y del piloto Eddie Casiano para vestir la camiseta nacional en esta primera ventana que concluía anoche con un desafío ante Cuba en La Habana.

“Yum al igual que Eddie siempre me dejaron las puertas abiertas y fui bien agradecido. Pero mi tiempo ya pasó. Ahora le toca a los muchachos que han soñado con pertenecer a este equipo, al igual que yo soñé en una ocasión”, dijo el jugador de los Cariduros de Fajardo, de 38 años.

Arroyo anunció su retiro del combinado nacional a la conclusión del Repechaje Olímpico de Serbia en el 2016 al fallar en el objetivo de regresar a unas Olimpiadas. Arroyo estuvo 15 años en el equipo.

Y la semana pasada volvió a tener contacto con el programa en una faceta diferente, esta vez, como colaborador en los entrenamientos. Allí tuvo la oportunidad de compartir con el base Ángel Rodríguez, una de las nuevas figuras en el perímetro del conjunto. Rodríguez juega en la Liga de Israel con el club Maccabi Haifa.

Arroyo elogió la entrega del grupo.

“La verdad es que me siento bien contento con el trabajo y el compromiso que mostraron todos los jugadores. Viajar muchas horas desde Argentina, Israel, México y Francia para cumplir con el orgullo que sienten por su país deja mucho que decir de ellos”, añadió.

Arroyo, a su vez, no le cierra las puertas a la posibilidad de integrarse al cuerpo técnico de manera permanente en un futuro cercano. “Siempre que pueda y esté disponible sería un placer poder seguir ayudando en lo que me necesiten”, dijo.

Regresa a la portada