Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carlos González: Un dirigente moldeado desde abajo

Por Raúl Álzaga / [email protected] 07/17/2017 |00:00 a.m.
Sin mucha fanfarria, lleva aprendiendo y creciendo en el BSN durante una década.
El técnico de los Piratas de Quebradillas, Carlos González, comenzó en estas lides como asistente en el Baloncesto Superior Nacional Femenino en el 2008, y luego fue segundo asistente de los Piratas en el 2009. ([email protected])  

¿Cómo llega una persona a convertirse dirigente en el Baloncesto Superior Nacional y aspirar a una carrera longeva en estas lides?

Por un lado están los destacados exjugadores del BSN que buscan emplear los conocimientos adquiridos a través de su carrera una vez entran al retiro, como han sido los casos recientes de Eddie Casiano, Rafael ‘Pachy’ Cruz y Wilhelmus Caanen, o de figuras de antaño como Julio Toro, Flor Meléndez, ‘Mundi’ Báez o Manolo Cintrón.

Otros fueron jugadores a un menor nivel, pero desarrollaron siempre una afinidad por la parte estratégica del juego, como son los casos de Allans Colón, Mandy Cancel y Nelson Colón. Y otros que no jugaron ‘ni bolita y hoyo’ pero son unos ‘enfermos’ de analizar las X’s y los O’s, como es el caso de Leo Arill.

Entre esos grupos, el técnico de los Piratas de Quebradillas Carlos González figura en el segundo de ellos, ya que tuvo experiencia jugando en el baloncesto de la LAI, pero sin mucho reconocimiento tuvo que abrirse paso en esta profesión ‘a pico y pala’.

“Llevo ‘machucando’ desde que era armador para la UPR-Aguadilla y estudiaba terapia física. Siempre me interesó ser dirigente y Omar González fue el que me abrió la puerta en el 2008 como asistente de las Indias de Mayagüez en el Baloncesto Superior Nacional Femenino y Gaby Miranda (coapoderado de los Piratas) era apoderado de las Indias. Luego cuando regresaron los Piratas en el BSN en el 2009, Omar me trajo como su segundo asistente y de ahí he ido creciendo”, contó González.

“Luego vino (Félix) ‘Felo’ Rivera de apoderado de losPiratas en 2012 con Rolando (Hourruitiner) y Mandy de dirigentes y ‘Felo’ decidió retenerme. Algo vio en mí. En el caso de Mandy, fue la primera persona que me dio la mano en 'scouting'. En un principio no tenía esa capacidad, y él me enseño a ver el juego desde otra perspectiva”.

Posterior a eso, González subió a ser el primer asistente de Leo Arill en el 2013. y terminó con Carlos Calcaño luego de la salida de Arill, ganando el campeonato ese año con los Piratas. De ahí repitió con Calcaño en el 2014, pero terminando de asistente de ‘Felo’ y del jugador C.J. Bruton.

Para 2015 fue asistente en Quebradillas de Richie Dalmau y luego de Luis Camacho, pero no fue hasta que le dieron la oportunidad de dirigir en República Dominicana y llevar los Metros de Santiago al campeonato que en el BSN comenzaron a tomarlo en serio.

“Ahí fue que surgió la oportunidad de dirigir a los Brujos de Guayama en el 2016”, dijo González, quien llevó una plantilla renovada de Guayama a playoffs antes de renunciar allí y regresar entonces a los Piratas esta temporada tras el nuevo apoderado Roberto Roca asumir el mando de la franquicia.

“Ganar con los Metros definitivamente abrió puertas en el BSN. Allí también llegué subcampeón en el 2016 y demostré que podría ser un dirigente en propiedad”, dijo González, quien llevó a los Piratas al tercer lugar del BSN este año con foja de 2016.

Ayudó estar en el BSNF

Según González, todo lo que aprendía en el BSN como asistente con Omar, Leo y Mandy luego lo aplicaba como dirigente a nivel femenino, algo que le permitió hacer la transición.

“El femenino me ayudó mucho. Fue mi práctica como entrenador. Empecé desde 2008. Hasta llegué a un séptimo juego de una serie final en Quebradillas en el BSNF”, recordó González.

“Paralelamente a ser asistente en BSN, era dirigente en BSNF. Uno va tanteando, poniendo cosas en práctica de lo que aprende y va creciendo”.

De esta forma, González ha pasado por todas las etapas, una a una, desde segundo asistente, a ‘scout’ y primer asistente y ahora a dirigente, sin brincar etapas. 

“He tenido mucha gente que me ha ayudado en el camino. Lo importante es estar listo para cuando te necesiten y tener la disposición de aprender”, dijo González, agregando que algún día le gustaría pertenecer al staff nacional.

“No es mi meta inmediata, pero todo dirigente sueña con eso y me he preparado para aportar en cualquier área”.

Regresa a la portada