Cita con la historia en la final del BSN

Por Raúl Álzaga / ralzaga@primerahora.com 07/27/2013 |
Ponce, que está contra la pared, será al anfitrión del quinto partido en el “Pachín”. (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
Los Piratas buscan poner fin a su sequía de títulos de 34 años mientras que los Leones intentarán mantenerse con vida en la serie final.

El buque pirata ancló en el puerto de Ponce y viene hoy con todas las intenciones de llevarse el trofeo de campeón.

Pero los Leones están dispuestos a batallar con dientes y garras para extender la serie final del Baloncesto Superior Nacional cuando reciban a equipo de Quebradillas esta noche durante el quinto desafío en el auditorio Juan “Pachín” Vicens.

“Esto no se ha acabado aún y no se va a acabar en Ponce”, dijo el dirigente de los Leones, Nelson Colón, cuyo equipo está abajo, 1-3, en la serie y necesita ganar hoy para mantenerse con opciones.

“Definitivamente será el juego más importante de la temporada para ambos equipos. Lo es para Ponce porque implica su supervivencia y lo es para los Piratas porque sería su juego de campeonato. Una derrota de su parte nos da vida a nosotros y abre la puerta para que nos metamos de lleno otra vez en la serie”.

Ponce, que ha perdido tres partidos al hilo tras ganar el primero de forma convincente, viene de un juego difícil el pasado jueves, cuando estuvo atrás hasta por 25 puntos pero remontó ese déficit para solo perder por cuatro tantos.

 
Análisis del quinto juego de la serie final del BSN

Los Piratas de Quebradillas están a un triunfo de ganar el campeonato.


“Demostramos mucho carácter al final de ese juego, pero los partidos son de 40 minutos y no de 20. Para ganar en Ponce tenemos que defender y ejecutar con la misma intensidad que lo hicimos en la segunda mitad del cuarto juego en Quebradillas, pero por 40 minutos”, dijo Colón, quien vio varias cosas que le gustaron y dieron resultados, como la doble cobertura defensiva al base Kevin Lisch y el preseo a cancha completa.

“Perdimos ese juego, pero terminamos con buen moméntum y hay que llevar eso al próximo partido. Si tenemos otras voces ofensivas, como las tuvimos con Rick Apodaca y Romel Beck en ese cuarto juego, y logramos llegar a nuestras rotaciones defensivas con mayor eficacia, debemos ganar”.

Precisamente, uno de los puntos más neurálgicos es un buen comienzo. Los equipos que han ganado el primer parcial de cada juego de esta serie final han ganado los partidos. Y Ponce no tiene un buen comienzo en el primer parcial desde el juego inicial de la serie.

Positivos los Piratas

En el caso de Quebradillas, el que se crea que los Piratas esperarán a un sexto juego en su guarida para tratar de ganar el título está equivocado.

Si pueden ganar en cancha ajena, no desperdiciarán la oportunidad esta noche.

“Vamos con todo a buscar ese campeonato allí en Ponce. No es una tarea fácil, pero ya hemos demostrado que podemos ganar allí”, dijo el dirigente de los Piratas, Carlos Calcaño, cuyo quinteto tiene marca de 2-2 en Ponce esta temporada.

Según Calcaño, lo más importante para los Piratas en su meta de conseguir el título en cancha ajena será contener con su defensa las terceras voces ofensivas de Ponce, además de limitar sus propios turnovers en ofensiva.

“Sabemos lo que dan Ike Diogu y Mike Harris, pero no podemos permitir que se nos escapen otros jugadores, como pasó con Apodaca y Beck (en el cuarto juego). Tenemos que limitar sus opciones en ofensiva. Si no lo hacemos, va a ser cuesta arriba”, dijo Calcaño.