Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Colón repudia los ataques personales en el BSN

Por Raúl Álzaga / [email protected] 07/22/2017 |10:40 a.m.
A pesar de que los fanáticos de otros equipos la han emprendido contra Carlos Arroyo (derecha), el armador de los Cariduros no ha bajado el nivel de su juego. ([email protected])  
Sale en defensa de Carlos Arroyo, pero asegura que la situación no ha afectado el desempeño del veterano canastero.

En la historia del Baloncesto Superior Nacional no es algo fuera de lo común que un grupo de fanáticos de un equipo en particular genere algún tipo de coro o campaña contra algún jugador protagonista de un equipo rival con tal de desconcentrarlo y disminuir su productividad, particularmente durante los playoffs. 

En años recientes han habido un sinúmero de jugadores que han pasado por ese tipo de ‘bullying’, como cuando bautizaron de ‘bobolón’ a hombres altos como Peter John Ramos, Danny Santiago o Ricky Sánchez en diversas instancias, o cuando en Ponce les gustaba provocar a Larry Ayuso con una muñeca de pelo rizo, o cuando le corean ‘llorón’ a Walter Hodge en los partidos contra Arecibo.

El más reciente caso es el de Carlos Arroyo, que desde la serie de cuartos de final le apodaron ‘Barbie’, o cuando un fanático de Fajardo ripostó llevando un mono en alusión a Jaleel Akindele – un acto decepcionate y desafortunado.

Esto sin mencionar las cosas que les gritan a los árbitros a diario.

“Lamentablemente es algo que siempre ha existido en el BSN y como ha sido parte de nuestra cultura del baloncesto mucha gente lo ve como algo normal. Sin embargo, debido a que en años recientes se le ha prestado una mayor atención al aspecto del ‘bullying’, hay más gente que se da cuenta y lo identifica”, dijo el dirigente de los Cariduros, Allans Colón.

“Realmente es algo decepcionante, venga de donde venga. Si aspiramos a ser una mejor sociedad y a tener una liga verdaderamente profesional, tenemos que ser mejor que esto”.

El asunto de Arroyo trascendió un poco más, pues un cartelón que un señor llevó al cuarto juego en Quebradillas con el rostro de jugador vestido de ‘Barbie’ fue manzana de discordia. Dicho cartelón generó un incidente en el que el apoderado de los Cariduros, Félix ‘Felo’ Rivera intervino con el fanático que lo tenía para arrebatárselo y rompérselo.

Esto provocó una subsiguiente querella contra Rivera, una suspensión del BSN por dos juegos y multa contra Rivera, y una multa contra la seguridad de Quebradillas.

“Son situaciones lamentables que no deberían pasar. Distraen la atención de una gran serie que han tenido Fajardo y Quebradillas dentro de la cancha”, dijo Colón.

Enfocado Arroyo

En lo que refiere a Arroyo en particular, Colón dijo que la situación no lo ha distraido. Por el contrario, lo ve más motivado.

“Los que empezaron esto fueron los Vaqueros y mira donde están, de vacaciones. Carlos elevó su nivel de juego con ellos al final y ayudó a eliminarlos. Quebradillas va por el mismo camino. Fajardo ha ganado tres al hilo con Carlos jugando muy bien, haciendo prácticamente un doble-doble en dos de esos juegos”, dijo Colón acerca del canastero que ha promediado 14 puntos, 7.3 asistencias y 3.7 rebotes en esos desafíos.

“Tu ves a Carlos y no lo ves peleando con los árbitros. En los ‘timeouts’ no está desajustado, sino tranquilo y hasta dando sugerencias. Por el contrario, a pesar de toda la situación se ha mantenido enfocado, ecuánime y hasta motivado”.

Claro, eso no garantiza que a Arroyo en su privacidad esta situación le decepcione.

“Estamos hablando de alguien que es un hombre de familia, que es una buena persona, que ha defendido los colores a Puerto Rico a nivel internacional por mucho tiempo y que nos ha representado bien en ligas profesionales. Creo que es algo injusto y debe hacerlo sentir algo decepcionado. Yo lo estaría. Pero no le ha afectado en su juego. Por el contario, ha jugado mejor, así que esas no son buenas noticias para los Piratas”, agregó Colón.

Regresa a la portada