Danny Green impulsa a los Spurs sobre los Lakers

11/14/2012 |05:18 a.m.
Tim Duncan tuvo 18 puntos y 11 rebotes por los Spurs. (Harry How/Getty Images/AFP)  
El entrenador interino Bernie Bickerstaff dirigió al equipo en un tercer partido seguido.

Los Angeles.- La última jugada ofensiva de los Spurs de San Antonio fue trazada inteligentemente y ejecutada magistralmente hasta que concluyó con la canasta decisiva de Danny Green.

Por su lado, la última jugada de los Lakers fue un tiro del español Pau Gasol desde la línea de los tres puntos.

Mientras el entrenador Mike D'Antoni es esperado en Los Angeles con nuevos planes y estrategias, los Spurs dirigidos por Gregg Popovich disfrutan de un extraordinario comienzo de temporada.

Green encestó el triple decisivo a 9.3 segundos del final, Tony Parker anotó 19 puntos y los Spurs derrotaron el martes por 84-82 a los Lakers de Los Angeles, que tuvieron su primer revés desde el cese del entrenador Mike Brown.

Tim Duncan tuvo 18 puntos y 11 rebotes por los Spurs, que mejoraron la mejor foja de la Conferencia del Oeste a 7-1 gracias al triple de Green. San Antonio ejecutó a la perfección cuando estaba ante un déficit de un punto en una jugada en que Duncan le ayudó a Kawhi Leonard para entregarle la pelota a Green.

"(Popovich) trazó la jugada y dijo: 'Si estás libre, atrápala y lánzala''', relató Green. "Cuando elabora jugadas para los chicos más jóvenes como yo, es muy rara y sorprendente. No la esperas. Es apenas mi tercer año aquí, así que al preparar una jugada para mí, había mucha presión sobre mí. Pero uno hace el lanzamiento con la confianza que él te da".

Los Lakers esperan tener esa sensación cuando llegue D'Antoni, posiblemente para la práctica del jueves. El entrenador provisional Bernie Bickerstaff dirigió al club por tercer partido consecutivo, pero la última jugada fue deficiente cuando no pudieron entregarle el balón a Kobe Bryant, que tuvo 28 tantos y ocho tableros.

Después de que el espigado Gasol falló —sin sorprender tanto— el 117mo intento de triple en sus 12 años en la NBA, la presión del brasileño Tiago Splitter impidió que Los Angeles controlara el rebote antes de que la chicharra final marcara el primera derrota de los Lakers desde la noche del domingo cuando contrataron a Mike D'Antoni.

Splitter anotó nueve puntos, ganó nueve rebotes y entregó dos asistencias en poco más de 29 minutos, mientras el argentino Manu Ginóbili jugó apenas casi 19 minutos con San Antonio en una actuación de tres tantos, tres asistencias y un tablero.

"Estuvo bien cuando solté (el tiro), (pero) no debió terminar así", dijo Gasol. "No estamos desalentados por eso en la situación en que estamos. Esperamos al nuevo entrenador el jueves para seguir adelante. Espero estar más cerca de la canasta la próxima vez".

Dwight Howard anotó 13 puntos y capturó 15 rebotes para los Lakers, que vieron descender su foja a 3-5 después de perder 17 balones en una noche con mala puntería.

Después de la agitación sufrida en los últimos cinco días, los Lakers se encontraron con otro tipo de drama en su primer partido desde que el equipo soslayó sorprendentemente al 11 veces campeón en la NBA, Phil Jackson, para contratar a D'Antoni, quien podría incorporarse al club en Los Angeles el miércoles. Los aficionados de los Lakers ovacionaron a Bickerstaff, sin que aparecieran las exclamaciones de "Queremos a Phil" que se presentaron en los dos encuentros anteriores.

"Estamos jugando mucho, mucho mejor", consideró Bryant. "Estamos siendo mucho más agresivos en los dos extremos de la cancha. Estamos haciendo un buen trabajo de comunicación durante el partido, presionando a los chicos y haciéndolos que tengan tiros difíciles".

Los dos equipos pasaron apuros para encestar hasta los últimos minutos, cuando Antawn Jamison encestó desde una esquina el triple que puso arriba 78-77 a los Lakers con 2:10 en el reloj. Duncan recuperó la ventaja para los Spurs con tiro de salto, pero Gasol embocó dos tiros libres a 1:36 del final y agregó otra canasta.

Por su lado, los Knicks de Nueva York, en sus primeros cuatro partido, sorprendieron a muchos con una actuación que superó las expectativas de pretemporada y que se ha convertido en arranque invicto.

Otra noche y otra victoria. El formidable despegue de los Knicks no parece tener un fin a la vista.

Carmelo Anthony anotó 25 puntos, mientras que J. R. Smith y Raymond Felton tuvieron 21 cada uno para llevar a los Knicks a una victoria de 99-89 sobre el Magic en Orlando.

La victoria aumentó el mejor comienzo en la NBA, en manos de Nueva York. Los Knicks han ganado sus primeros cinco partidos por primera vez desde el inicio de 7-0 en la temporada 1993-94 cuando llegaron a la final de la liga. Son ahora el único club invicto en la campaña.

"Afianzamos la defensiva", dijo Anthony. "De alguna manera la frenamos, la alejamos de los rebotes en el tablero, Una vez que tuvimos la oportunidad de retomar el juego, salimos a hacer algunos tiros; a partir de entonces no dimos vuelta atrás".

J. J. Redick encabezó el ataque de Orlando con 18 puntos, y Arron Afflalo contribuyó con 13 para un Magic que sufrió 20 pérdidas de balón, las cuales se convirtieron en 24 puntos de Nueva York.

El Magic cayó por quinta ocasión consecutiva y continúa batallando sin sus titulares Jameer Nelson y Hedo Turkoglu.

En el resto de la jornada, Brooklyn venció 114-101 a Cleveland pese a la mayor producción del brasileño Anderson Varejao en su carrera con 35 puntos, Charlotte derrotó 92-76 a Washington, Toronto 74-72 a Indiana, y Portland 103-86 a Sacramento.