Encuentran muerto a baloncelista Robert Traylor, refuerzo de los Vaqueros

05/11/2011 |12:19 p.m.
Los jugadores Carmelo Antrone Lee, Javier Mojica, Bobby Joe Hatton y Christian Dalmau esperan justo frente al apartamento donde se encuentra el cuerpo de Traylor. (Primera Hora/Juan Luis Martínez)  
Traylor ha sido una figura conocida en el BSN donde ha servido de refuerzo de varios quintetos en los pasados años.

Si grande era la presencia de Robert “Tractor” Traylor en la cancha, mayor era su sonrisa y el aprecio que se ganó de todo el que le conoció.

Y así de enorme es el vacío que se apoderó de familiares, amigos y fanáticos que fueron sorprendidos hoy con la noticia del repentino fallecimiento del refuerzo de los Vaqueros de Bayamón en su apartamento en Isla Verde.

De acuerdo con la información preliminar de las autoridades, todo apunta a una muerte “por razones naturales”.

Traylor, de 34 años, tenía un historial de afecciones en el corazón y en el 2005 había sido intervenido para corregirle un problema en la aorta.

El apoderado de los Vaqueros, José Carlos Pérez, dijo que la última comunicación que alguien tuvo con Traylor fue cerca de las 7:00 de la noche del martes y fue con su esposa  Raye, en una vídeollamada por Internet.

“Se cortó la comunicación. Ella intenta comunicarse de nuevo con él, pero no  logra conseguirlo y ahí comienza la preocupación”, dijo Pérez.

Al jugador estadounidense le sobreviven su esposa y dos hijos, residentes en Detroit.

En respeto a la memoria de Traylor, el partido de esta noche de los Vaqueros ante los Indios de Mayagüez fue cancelado.

“Es un momento bien difícil para nosotros”, expresó Christian Dalmau, canastero de los Vaqueros, que tan pronto conoció la noticia se personó al condominio Marbella Este en Isla Verde, donde residía Traylor.

Al momento de su muerte, el ex jugador de la NBA se recuperaba de una lesión en un talón que le tenía fuera del róster de Bayamón.  También atravesaba por un fuerte catarro.

“Los muchachos iban a venir después de la práctica (del martes), pero al no conseguirlo, pensaron que todavía se sentía mal”, añadió Pérez.

Hoy en la mañana, la esposa de Traylor llamó a Eddie González, gerente general de los Cangrejeros de Santurce y quien fue el que trajo al jugador a Puerto Rico en el 2007.

Después de varias gestiones, González llegó al apartamento junto con el handyman  de la compañía Green Island, que arrienda la propiedad a los Vaqueros. Como no hubo respuesta al llamar, abrieron la puerta.

“Cuando entré, me encontré con el hombre en el piso. Traté de revivirlo. Le pompeé el corazón. No le pude abrir (la boca) para darle CPR, porque ya estaba frío y tenso. Llamé al 9-1-1. Vinieron bien rápido, en 15 minutos. Trataron de revivirlo, pero no pudieron”, relató González visiblemente afectado.

Traylor fue encontrado en su cuarto. Según Pérez, por su posición boca arriba, daba la impresión de que intentó sostenerse cuando se desplomó.

 Al no encontrar señales de violencia, las autoridades se inclinan a pensar que fue por una “muerte natural”.

“Éste es un deportista que estaba en óptimas condiciones físicas, pero tenía un historial previo de corazón abierto. Cabría la posibilidad de que ésa fuera la causa”, dijo la fiscal Alma Méndez. “Dado el hecho de que se trata de un deportista, para quien el físico es importante y estaba en óptimas condiciones, su muerte resulta extraña y por eso hemos ordenado una autopsia”.

González comentó que desde sus días en Santurce siempre monitorearon su condición cardiaca.

“El doctor Luis Molinari siempre estaba muy pendiente de él, como con todos los jugadores, pero aparentemente no era algo que le imposibilitaba jugar baloncesto”, señaló González.

 

Quieren realizar velorio en Bayamón

El apoderado de los Vaqueros dijo que la esposa de Traylor llegará hoy a la Isla para llevarse el cuerpo a Estados Unidos.

“Pero antes, después de la autopsia, esperamos hacer un velorio en el coliseo (Rubén Rodríguez) de Bayamón. Entonces, será llevado a Estado Unidos”, dijo Pérez. “En el próximo partido local de Bayamón, tendremos un homenaje póstumo”.

Su ex compañero en Santurce y ahora en Bayamón, Orlando “Guayacán” Santiago, comentó que Traylor “se estaba sintiendo como que le dolía el pecho, tenía congestión nasal. Lo estaban chequeando, pero hablé con él hace dos días y me dijo que se estaba sintiendo mejor”.

Sus compañeros en Bayamón, Dalmau, Bobby Joe Hatton, Javier Mojica y Carmelo Antrone Lee se trataban de dar apoyo mutuamente. El primero en llegar al lugar fue el también refuerzo de los Vaqueros, Terence Shannon, quien tenía una estrecha relación de amistad con Traylor.

“Más que el jugador, el ser humano que fue con nosotros. Disfrutamos la amistad que tuvimos con él. Es un momento bien duro, bien difícil. Todas nuestras condolencias con su familia, que es lo más importante. El baloncesto pasó a un segundo plano”, dijo Dalmau.

Por su parte, Hatton destacó que “es un momento bien difícil para nosotros”.

“En el poco tiempo que pude compartir con él en estos meses, demostró la clase de ser humano que era. Antes que un baloncelista, era un gran amigo y hermano”, manifestó Hatton.