Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Fajardo evalúa su participación en el BSN

Por Carlos Rosa Rosa 11/26/2017 |11:45 p.m.
"En lo personal me encantaría seguir brindándole momentos de alegría a mi pueblo a través de nuestro equipo", dijo Carlos Arroyo. (Archivo)  
Así lo dijo su coapoderado Carlos Arroyo al confirmar atrasos en pagos de jugadores.

Carlos Arroyo dijo que está “evaluando” su regreso como coapoderado y jugador de los Cariduros de Fajardo para la temporada 2018 del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Primera Hora supo que el progenitor del canastero, Alberto Arroyo, y su hermano Berty acompañaron al apoderado Félix ‘Felo’ Rivera a la última reunión de la liga en Ponce. Allí, el presidente liguero Fernando Quiñones dijo que todas las franquicias contemplan participar en el venidero torneo que tentativamente debe comenzar el 28 de abril en Quebradillas.

Los apoderados tendrán hasta el 16 de enero para confirmar si jugarán en el torneo.

“En lo personal me encantaría seguir brindándole momentos de alegría a mi pueblo a través de nuestro equipo. Estaremos evaluando nuestra participación prontamente para la temporada 2018. Esperamos contar con el inmenso e indiscutible apoyo que nos brinda el alcalde Aníbal Meléndez”, dijo el exjugador de la NBA a Primera Hora.

Fajardo retornó al BSN en la pasada campaña de la mano de Arroyo al llegar a un acuerdo con Felo Rivera para trasladar la franquicia de Manatí a su pueblo natal. Los Cariduros no jugaban en la liga desde el 2008. Fue así que Arroyo volvió a pisar un tabloncillo del BSN en dos capacidades: jugador y coapoderado. Y los Cariduros llegaron hasta la etapa semifinal antes de eliminarse en un séptimo y decisivo partido frente a los eventuales campeones, Piratas de Quebradillas.

Tras el paso del huracán María, el coliseo Tomás Dones sufrió algunos en el techo y en el tabloncillo, pero el alcalde Aníbal Meléndez está comprometido en darle prioridad a los trabajos en la instalación para asegurar la continuidad de la franquicia. “Vamos a apoyar al equipo en todo. Tenemos que echar el resto. En la pasada temporada, la asistencia fue tremenda y ahora más que nunca hay que brindarle entretenimiento a nuestro pueblo”, dijo Meléndez a este medio.

Arroyo, a su vez, confirmó los atrasos en los pagos de los salarios de los jugadores del pasado torneo.

“No es un secreto que ante el paso del huracán María fuimos forzados a revaluar nuestras prioridades. Tuvimos que ser pacientes y considerados con unas ayudas que faltaban para poder cumplir con los salarios pendientes. Los muchachos están al tanto y han sido más que profesionales a la hora de entender la situación”, concluyó Arroyo.

Regresa a la portada