Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Hubo compraventa en Santurce

Por Carlos González / [email protected] 02/05/2018 |11:45 p.m.
Los Cangrejeros pasaron a las manos del empresario Ricardo García.
El problema que tienen los Cangrejeros es que casi no tienen a jugadores bajo reserva. Javier Mojica, por ejemplo, lo cambiaron antes del torneo 2017 a los Piratas. (Archivo)  

El retorno de los Cangrejeros de Santurce al Baloncesto Superior Nacional (BSN) en el 2018 fue anunciado el pasado sábado gracias a que se logró finiquitar un contrato de compraventa de la organización de las manos de su ahora exapoderado Ariel Rodríguez a un grupo que es encabezado por el empresario Ricardo García.

Así lo aclaró ayer el presidente del BSN, Fernando Quiñones, a Primera Hora, al destacar que el cambio de mando fue aprobado sin resistencia ni contratiempos por la Junta de Directores del organismo. 

La reunión ocurrió el pasado fin de semana donde también recibió un visto bueno el nombramiento de Manuel Ramírez como nuevo apoderado de los Atléticos de San Germán.

En cuanto a los Cangrejeros, junto a García estarán Camilo Domínguez y Rodríguez, quien permanecerá en la franquicia en calidad de asesor. 

“En Santurce hubo un cambio de administración. Imagino que se dio algún tipo de transacción económica”, explicó Quiñones.

Un comité compuesto por los apoderados Gerardo Misla (Ponce), Felo Rivera (Fajardo) y Rafael Rodríguez (Guayama) evaluó el expediente de García. El trío sometió un informe positivo y se aprobó la nominación. 

“Hay unos acuerdos con Rodríguez donde se dividen las distintas deudas”, abundó.

Quiñones reconoció que ante el BSN todavía hay unos reclamos por sueldos no devengados de jugadores que pertenecieron a los Cangrejeros de Rodríguez.

Cara nueva

García no tiene experiencia al mando de una franquicia deportiva. Quiñones explicó que este es un empresario que reside en Orlando, Florida, donde hace al grueso de sus negocios.

“Ricardo es un productor que trabaja con varios medios. También hace mercadeo y produce vídeos para distintos artistas”, detalló Quiñones. “Camilo es un abogado que fue parte de Coamo como jugador en el BSN por uno o dos años”.

Controversia a la vista

Un aprobado cambio en el sistema de salarios está generando fricción y resistencia entre los jugadores. El BSN aprobó una reducción de $80,000 a $60,000 por jugador para el 2018.

Quiñones adelantó que tiene en agenda una reunión con Víctor Vélez, asesor legal de la Asociación de Jugadores y quien ya levantó su oposición a la medida, para discutir la propuesta.

“Las aportaciones tradicionales de los municipios se han reducido de gran manera, y la reducción temporera es una medida para mantener el torneo. No es un capricho. No anticipo problemas ya que los apoderados lo han hablado con sus respectivos jugadores”, afirmó Quiñones.

Regresa a la portada