José Juan Barea pasó las pruebas

11/06/2012 |
El armador puertorriqueño (a la derecha) marcó seis puntos y repartió cinco asistencias en el desafío de anoche en Brooklyn. (AP / Frank Franklin II)  
Tuvo que someterse a rigurosas evaluaciones para que se le permitiera jugar ayer luego del golpe en la cabeza que recibió el domingo.

Las contusiones en la NBA no son cosa de juego, y José Juan Barea puede dar fe de ello.

Luego del golpe accidental que recibió en la cabeza en el partido del domingo, el base boricua por poco no puede jugar anoche en el choque entre sus Tomberwolves de Minnesota ante los Nets de Brooklyn.

Y es que la NBA estableció una nueva política para lidiar con contusiones previo a la temporada 2011-2012 en la que establece que un jugador que sufra una contusión tendrá que completar un examen médico que certifique que está capacitado para volver a acción.

Dicho examen incluye una serie de pruebas físicas que el jugador debe pasar, que pueden incluir correr una bicicleta estacionaria, trotar y realizar drills de agilidad y de baloncesto sin contacto físico. Durante esas pruebas se verificará que el jugador no muestre síntomas relativos a la contusión.

En el caso de Barea, el veloz armador fue víctima de una patada accidental en su rostro por parte de su compañero Dante Cunnigham mientras caía hacia el suelo tras completar una penetración al canasto en el segundo parcial del partido frente a los Raptors de Toronto.

Durante el incidente, Barea permaneció en el piso por un par de minutos y tuvo que ser asistido por el personal médico de Minnesota.

Barea admitió que “despertó” del golpe cuando llegó al camerino a pesar de que abandonó el tabloncillo caminando sin asistencia.

Al tener ese incidente donde “borró cinta” y haber sufrido varias cortaduras internas en la boca, se le diagnóstico con una contusión leve.

“Me duele la cara un poco. Tengo varias cortaduras en la boca, pero aparte de eso me siento bien”, dijo Barea el domingo en la noche al Minneapolis Star Tribune.

Debido a ese golpe, Barea fue sometido a dos pruebas luego del partido ante Toronto, donde el boricua admite que “falló la primera y pasó la segunda”.

Posteriormente, Barea tuvo que someterse a una tercera prueba ayer en la mañana en Brooklyn, y ahí pasó el examen físico obligatorio como parte de la nueva política de la liga.

Entra a cancha

Afortunadamente para Minnesota, Barea recibió el visto bueno de la NBA apenas una hora antes de inicio del juego en Brooklyn.

El boricua entró a la acción restando poco menos de siete minutos para jugar en el primer parcial sin aparentes efectos secundarios por el golpe recibido el día anterior.

Sin embargo, Barea fue dichoso, pues otros jugadores no han corrido la misma suerte de ser liberados para jugar de forma tan rápida.

De hecho, en días recientes, el dirigente de los Hornets de Nueva Orleans criticó fuertemente a la liga por lo rígido de su reglamento ante contusiones cuando se le obligó al delantero novato Anthony Davis a tomarse un par de días libres y no jugar luego de recibir un codazo a la cabeza y ser diagnosticado con una contusión.

Pero cada caso es determinado de forma individual, dependiendo del golpe y de la reacción posterior del jugador. Por esa razón, Barea recibió luz verde para volver ayer mismo a cancha.

Amonestado por flopping

Barea quizás tuvo suerte al ser liberado para jugar al día siguiente de una contusión, pero no todo fue color de rosas para el boricua.

Resulta que Barea fue el primer jugador en la liga esta temporada en recibir una advertencia como parte de la nueva regla de NBA para el flopping, que no es otra cosa que la búsqueda de faltas ofenivas al exagerar el contacto físico recibido.

En el caso de Barea, la amonestación surgió a raíz de una falta ofensiva que el boricua consiguió ante el armador de los Kings de Sacramento, Jimmer Fredette, durante el primer partido de temporada de los Timberwolves.

En la secuencia de la jugada, Barea recibió un leve empujón con el antebrazo por parte de Freddette y se echo hacia atrás con un poco de teatro para buscar el pito a su favor.

“No necesitaba hacer flopping. Fue una falta ofensiva. ¿No?”, ripostó Barea, quien no se tiró al piso durante la falta.

El flopping es determinado por los supervisores de los oficiales, quienes examinan los vídeos de los juegos posteriormente para determinar si alguien infringió la nueva regla.

Barea podría ser multado por $5,000 si es acusado de flopping en una próxima ocasión.

¿Qué es una contusión?

Una contusión o “conmocción cerebral” es una especie de  lesión que causa una pequeña pérdida de la función del cerebro debido a algún golpe en la cabeza. Las contusiones son  lesiones muy comunes en los deportes, particularmente en el boxeo y el fútbol americano. También puedes sufrir una si  te caes y te das en la cabeza.  

Entre los síntomas más comunes luego de una contusión existen: el  dolor de cabeza o dolor en la nuca, náuseas, chillido en los oídos, mareos o cansancio. Algunas personas sienten un  desbalance por  varios días o hasta semanas luego de sufrir la contusión.  Cualquier persona que reciba un golpe en la cabeza y sufre alguno de estos síntomas o experimenta otros como convulsiones, problemas al caminar o problemas al dormir, debe consultar un profesional de la salud inmediatamente.