Juegazo de Arroyo, pero Orlando perdió

01/03/2008 |
El boricua Carlos Arroyo, de los Magic, maneja el balón a toda prisa, mientras Jason Kidd, de los Nets, intenta defenderlo durante el partido de anoche.  (El Nuevo Día Orlando / Reinhold Matay)  

Orlando.- El boricua Carlos Arroyo estuvo espectacular en su tercer inicio seguido como armador de los Magic de Orlando, pero cuando las millas contaban sus colegas no le respondieron y el equipo cayó vencido anoche ante los Nets de Nueva Jersey, 96-95.

Arroyo terminó con 16 puntos, siete asistencias, tres rebotes, un robo de balón y cero turnovers en 30 minutos de juego, pero dos tiradas libres de Vince Carter con 25 segundos de acción sellaron un avance de 30-18 en el cuarto parcial para darle el triunfo a los Nets.

El boricua entregó el juego 11 puntos arriba,77-66, a Jameer Nelson y compañía, pero tuvo que regresar al tabloncillo cuando el agua les llegaba al cuello' a los Magic y apenas respiraban por tres tantos arriba con 3:22 en el reloj. Güiras falladas cerca del aro e intentos de triples errados por parte de Hedo Turkoglu terminaron por ceder la ventaja a los Nets.

Nueva Jersey, que tuvo siete jugadores en doble figura, fue encabezado por Carter con 18 tantos, seguido de Richard Jefferson con 14. Jason Kidd tuvo 10 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias con tres turnovers en 37 minutos. Por Orlando, Turkoglu marcó 23, Rashard Lewis agregó 14 y Dwight Howard finalizó con 13 puntos y 13 rebotes.

LeBron: 36 puntos

LeBron James anotó 36 tantos y agregó seis rebotes y cinco asistencias para conducir a los Cavaliers de Cleveland a una victoria 98-94 sobre los Hawks de Atlanta.

Atlanta fue liderado por Joe Johnson con 24 puntos.

En otros partidos, los Pistons de Detroit apalearon a los Wizards de Washington 106-93; los Grizzlies de Memphis doblegaron 90-72 a los Pacers de Indiana; los Bulls de Chicago se impusieron 109-97 a los Bobcats de Charlotte; los Celtics de Boston les ganaron 97-93 a los Rockets de Houston; y los Bucks de Milwaukee vencieron 103-98 a los Heat de Miami.