Los Cavs pueden reaccionar

Por Fernando Ribas Reyes 05/16/2018 |11:45 p.m.
La serie va 2-0 para los Celtics. (AP Photo/Charles Krupa)  
Para el exdirigente nacional Carlos Morales, LeBron James y Cleveland aún no están muertos en su final de Conferencia.

Las alternativas con las que cuentan los Cavaliers de Cleveland para volver a vida en la final de la Conferencia del Este son varias, pero ninguna será más importante que meter el balón en bonche, opinó un analista para Primera Hora.

Abajo 2-0 en la serie ante los Celtics de Boston, a los Cavaliers podría caerles como anillo al dedo el receso de tres días que tendrá la serie que se muda a Cleveland para jugar el tercer juego este sábado a las 8:30 p.m.

Ese descanso, a juicio del analista de la NBA para ESPN Deportes, el boricua Carlos Morales, servirá para revivir el ánimo de los jugadores de Cleveland y para prepararlos para lo que viene.

“Al que más le conviene el receso es a Cleveland. Detiene el ímpetu de Boston, que ha muy jugado bien. Y le da aire a Cleveland”, dijo Morales, al recordar que los Celtics han ganado seis de los ocho cuartos jugados en los dos juegos iniciales.

En fin, la lógica dice que los Cavs podrán botar el golpe y reaparecer con fuerza el sábado.

“La serie puede cambiar. Ahora van a Cleveland y todo lo que eso significa puede reanimar a los Cavs”, dijo.

Pero lo que más opciones le dará a Cleveland para meterse de lleno en la serie es que jugadores como Kyle Korver, J.R. Smith, Tristan Thompson y, en ocasiones, Kevin Love, acompañen a LeBron James ofensivamente.

“Tiene que proveer más ofensiva. Le van a tener que ganar (a Boston) anotando”, sentenció Morales.

Mientras James hizo 42 puntos en el segundo partido de la serie, Smith no anotó en 27 minutos de juego y Thompson se quedó en ocho puntos en 20 minutos en cancha.

Korver, por su parte, ha tirado en la serie de 10-3 desde afuera del arco, luego de haber marcado desde esa zona para un 44 por ciento de eficiencia en la temporada regular.

Ahora bien, Morales reconoce que ha sido la defensa de los Celtics la que ha paralizado las segundas voces que acompañen a James, y, por lo tanto, esos canasteros van a tener que meter la bola superando las estrategias defensivas orquestradas por el piloto celta Brad Stevens.

Cleveland anotó 83 puntos en el primer partido y 94 en el segundo. Los Cavaliers promediaron 110.9 puntos por partido en la temporada regular y 118.5 en su pasada serie de playoffs ante los Raptors de Toronto.

“Boston no ha ganado por la cancha local meramente, sino porque ha jugado bien en ambos lados, y Cleveland ha quedado a deber en el lado defensivo”, dijo Morales.

En fin, Morales entiende que las opciones de los Cavaliers son mayormente ofensivas porque no tienen oportunidades defensivamente hablando ante Boston o cualquier otro equipo.

“No van a mejorar defensivamente a estas alturas. Boston le ha hecho 108 a 107 puntos con un juego a media cancha, no con el corre y corre de Golden State. Eso da pensar que la defensa de Cleveland deja mucho de qué desear. Hay equipos que ya se han eliminado que son mejores defensivamente que Cleveland”, comparó Morales.

“La única cosa es que se entiendan en ofensivamente”, agregó.

Ante una pobre defensa cavalier, Morales dijo que Boston ha anotado “como le ha dado la gana” en la serie. Boston ha tenido al menos cinco jugadores marcando puntos en doble dígitos en los primeros dos juegos y además sumó, como equipo, un 52 por ciento de eficiencia en el primer juego, el que fue abierto desde el saque.

Sobre la figura de la serie, James, Morales dijo que, en Boston, desde su perspectiva de la cancha, el superatleta de Cleveland no se vio agotado.

“No. Realmente no. La acumulación de minutos le puede pasar factura, pero la verdad es que ayer (martes) lo manejaron bastante bien; jugó 18 minutos en la primera mitad. Sí se cayó el juego de Cleveland   cuando LeBron estuvo fuera, y ni hablar en el tercer y cuarto periodo cuando parecía que estaba jugando solo”.



Regresa a la portada