Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Los Hawks deben volar alto en el sureste

Por Raúl Álzaga / [email protected] 10/17/2016 |00:00 a.m.
Atlanta luce como el único equipo seguro para ir a los playoffs en esta división.
Dwight Howard (AP)  

Una de las divisiones de la NBA que sufrió más cambios durante el pasado verano, ya fuese debido a la agencia libre o a canjes concertados por sus equipos, lo fue la División Sureste.

De aquí se  despiden canasteros como los centros Al Horford y Al Jefferson, los delanteros Chris Bosh, Luol Deng y Ersan Iliasova, los escoltas Dwyane Wade y Victor Oladpio y los  bases  Jeff Teague y Jeremy Lin , entre otros. Las nuevas adiciones notables incluyen al centro Dwight Howard y al alero novato Taurean Prince con los Hawks de Atlanta, los pívots congoleses Serge Ibaka y Bismack Biyombo con el Magic de Orlando y el base Dion Waiters con el Heat de Miami.

A primera vista, los Hawks deben salir favoritos para dominar la división y asegurar su pase a playoffs.

Hawks de Atlanta

Los Hawks lideraron fácil la División Sureste en el 2015 con 60 victorias pero terminaron empate con Miami y Charlotte en el 2016 con 48-34 cada uno en una campaña donde la ofensiva no tuvo tanta fluidez como en el 2015.  También fueron barridos nuevamente en los playoffs por los eventuales campeones Cavaliers de Cleveland. 

Quedarse igual no era una opción. Se fue Horford y salieron de Teague, pero entra Dwight Howard mientras que  el suplente Dennis Shroeder asume el puesto de abridor con el veterano Jarret Jack y el prometedor Malcolm Delaney (que viene de lucir en Euroliga los pasados dos años)  en apoyo. Howard debe ayudar en dos facetas que Atlanta necesitaba: rebotes y capacidad de anotar en la pintura y atraer dobles coberturas defensivas. Los Hawks permitieron 11.5 rebotes ofensivos por juego (cuarto en la liga) y bajaron su efectividad en triples de 38 por ciento a 35 por ciento. Howard junto a Tiago Splitter y Walter Tavares mejorarán la faceta de rebotes y los trespuntistas Kyle Korver, Kent Bazemore y Taurean Prince deben beneficiarse de la atención recibida en la pintura por Howard.

La gran interrogante es su estrelar delantero Paul Millsap, que viene de una artroscopía en la rodilla. Pero ya está listo para iniciar la temporada. Su salud es esencial para el éxito de este equipo. 

PREDICCIÓN: 50-32
Cuadro
Dennis Schroeder (6’2”, PG)
Kyle Korver (6’8”, G/F)
Kent Bazemore (6’7”, F/G)
Paul Millsap (6’8”, PF)
Dwight Howard (6’11”, C)

Reservas principales:  Taurean Prince (6’8”, F), Tiago Splitter (6’11”, C) Thabo Sefolosha (6’7”, G/F), Jarret Jack (6’3”, PG), Walter Tavares (7’2”, C).

Wizards de Washington

Tras llegar a playoffs con 46 triunfos en el 2015, Washington confrontó un lento inicio la pasada campaña  y le costó quedarse fuera. La llegada del delantero Markieff Morris ayudó y es parte de la razón por la que los Wizards dejaron ir a Nené Hilario, pero las lesiones al escolta Brad Beal pasaron factura. Beal es muy bueno pero es de cristal y en cuatro temporadas solo ha tenido una en la que ha jugado sobre 70 juegos.


Por ello los Wizards buscaron bastante ayuda en el backcourt para tener profundidad en caso de que Beal vuelva a quedar fuera de acción por tiempo prolongado. Para ello trajeron al versátil checo Tomas Satoransky, al trespuntista Marcus Thornton y al base Trey Burke, amén de que se espera mejoría notable del alero de segundo año Kelly Oubre. Washington debe tocar a las puertas de los playoffs otra vez. 

PREDICCIÓN: 47-35
Cuadro
John Wall (6’2”PG)
Brad Beal (6’4”, SG)
Otto Porter (6’8”, SF)
Markieff Morris (6’8”, F)
Marcin Gortat (7’0”, C) 

Reservas principals: Tomas Satoransky (6’7”, PG/SG), Kelly Oubre (6’7”, SF), Trey Burke (6’1”, PG), Ian Mahinmi (6’10”, C), Marcus Thornton (6’4”, SG).

Heat de Miami

Miami perdió a Dwyane Wade en agencia libre y ahora Chris Bosh fue descartado por razones de salud. Pero dicen que en el caos se abren oportunidades y ahí es donde figuras como Goran Dragic, Hassan Whiteside, y los jóvenes Justise Winslow y Dion Waiters entran en la ecuación a nivel ofensivo. Miami terminó quinto en defensa en la liga la pasada campaña (98.4 puntos por juego permitidos) y sigue habiendo buenas piernas jóvenes para el coach Erik Spolestra para seguir figurando entre los mejores en esa faena. Aún así, no hay mucha profundidad en este equipo y un regreso a los playoffs no luce viable este año.  

PREDICCIÓN: 38-44
Cuadro
Goran Dragic (6’4”, PG)
Dion Waiters (6’4”, SG)
Justise Winslow (6’6”, SF)
Derrick Williams (6’8”, PF)
Hassan Whiteside (6’11”, C) 

Reservas principals: Tyler Johnson (6’3”, PG/SG), Joshn McRoberts (6’10”, F/C), Luke Babbit (6’9”, F), Willie Reed (6’11”, C).

Magic de Orlando

Orlando fue uno de los peores equipos defensivos en la liga en la pintura en la pasada campaña al permitir una efectividad de campo de 46.3 por ciento a sus rivales (tercero en la liga) y ceder 101.4 puntos por juego (octavos en la NBA). Por ello optaron por sacrificar al escolta Victor Oladipo, al delantero Ersan Ilyasova y el undécimo turno del sorteo (que fue el lituano Domatas Sabonis) para traer al taponero/rebotero Serge Ibaka. Además, firmaron a la máquina rebotera Bismack Biyombo en la agencia libre.


Los dos pívots africanos dan al Magic gran protección cerca del aro y capacidad atlética de primera para unirse a otro saltarín especial en Aaron Gordon. La incógnita es ahora respecto a quién producirá puntos aparte de Vucevic en la pintura pues no hay muchos lanzadores. La esperanza es que Evan Fournier y el croata Mario Hezonja puedan llenar el hueco dejado por Oladipo.    

PREDICCIÓN: 37-45
Cuadro
Elfrid Payton (6’1”, PG)
Evan Fournier (6’7”, SG)
Aaron Gordon (6’8”, F)
Serge Ibaka (7’0”, C)
Nikola Vicevic (6’11”, C)

Reservas principales: Mario Hezonja (6’8”, G/F), Bismack Biyombo (6’11”, C), Jeff Green (6’9”, F), D.J. Augustin (6’0”, PG).

Hornets de Charlotte

Charlotte dio una mejoría grande en la pasada campaña y terminó empate en el liderato de la División Sureste con 48 victorias, mayormente gracias a su defensa colectiva y a una ofensiva balanceada. 

Sin embargo, perdieron los servicios de dos de sus anotadores más consistentes en el base Jeremy Lin y el centro Al Jefferson. Eso implica que el delantero de segundo año Frank Kaminsky, el joven pívot Cody Zeller y el escolta Jeremy Lamb tendrán que elevar su nivel de juego y ser figuras de mayor envergadura en el ataque. Al menos en pretemporada ya Kaminsky ha comenzado a dar buenas señales de que tienen que contar con él.


Aún así es difícil visualizar que puedan repetir el desempeño de la pasada temporada en una Conferencia Este en la que habrá más competencia. 

PREDICCIÓN: 37-45
Cuadro
Kemba Walker (6’1”, PG)
Nicolas Batum (6’8”, G/F)
Michael Kidd-Gilchrist (6’9”, SF)
Marvin Williams (6’8”, F)
Cody Zeller (6’11”, C) 

Reservas principales: Jeremy Lamb (6’4”, SG), Marco Belinelli (6’7”, F/G), Frank Kaminsky (6’11”, F/C), Roy Hibbert (7’2”, C).

El jugador a observar: Hassan Whiteside


Una de las primeras firmas en el verano durante el periodo de agencia libre lo fue la del centro Hassan Whiteside para regresar con el Heat de Miami por la asombrosa suma de $98.5 millones por cuatro años o $24.625 por temporada. Esto para alguien que apenas podía conseguir trabajo en la NBA y que ‘solo’ ganó $981,348 la pasada temporada.

Pero cuando tú eres un centro atlético de 6’11” de estatura con gran anticipación para tapones y brazos largos, amén de  promediar 14.2 puntos y 11.8 rebotes,  ciertamente el Heat tenía que hacer lo que fuese para retenerlo.

De hecho, Whiteside lideró la liga en tapones por la clásica milla con 3.7 por juego, figurando DeAndre Jordan como el segundo mejor taponero de forma  distante con 2.3 tapones por juego.

Más aún, el Heat acaba de perder los servicios del delantero Chris Bosh debido a sus problemas de salud y vieron como su veterano escolta Dwyane Wade empacó sus maletas hacia los Bulls de Chicago como agente libre en el verano para sorpresa de muchos en Miami, así que hay 38 puntos por juego entre esos dos canasteros que hay que reemplazar en el equipo de forma colectiva. 

Whiteside, que figuró tercero en la liga en efectividad de campo con 60.5 por ciento en aciertos y en solo 9.3 intentos al canasto por juego, definitivamente verá un aumento significativo en toques en la ofensiva de Miami durante el ataque a media cancha y en oportunidades en transición y muy bien podría estar promediando cerca de 20 puntos por juego esta campaña.

Esto sin contar que Whiteside debe  seguir figurando entre los líderes en tapones y rebotes en la liga, lo cual debe hacerlo uno de los favoritos para estar entre los convocados al Juego de Estrellas de la NBA del 2017.

Regresa a la portada

Tags

NBA