Meta dorada para el equipo nacional de baloncesto en sillas de ruedas

10/10/2012 |
 
Será anfitrión la próxima semana del torneo Centrobásket Paralímpico 2012.

Para la Selección de Puerto Rico en silla de ruedas no hay limitaciones. Están claros, ellos van por el oro.

Puerto Rico será sede del 14 al 20 de octubre del Centrobasket Paralímpico 2012 que se jugará en el coliseo Antonio R. Barceló en Toa Baja, con la participación de cuatro países de la zona, y que clasificará a tres al Premundial del próximo año.

Tras las cancelaciones de Guatemala y Jamaica, por problemas de visado, el torneo contará con la presencia de El Salvador, Nicaragua, el favorito México y el conjunto boricua.

“Hemos subido nuestro nivel y esperamos pelear por el oro”, expresó Héctor Pérez, dirigente de Puerto Rico. “El equipo está bueno; hemos tenido una preparación con todos los jugadores desde julio”, agregó Pérez, quien lleva vinculado al equipo desde 1998.

El entrenador boricua entiende que su conjunto “defiende bien, tenemos buenos tiradores, y los muchachos tienen el basketball sense”, aunque es consciente de que el quinteto no fogueó para este torneo, que tiene a México como el potencial medallista dorado. Pero aun así están listos para el reto.

“Los muchachos están bien positivos. Entiendo que a México le podemos ganar”, señaló Pérez, cuyo equipo será liderado por los canasteros que juegan en el exterior como José Calderón (Islas Canarias) y Carlos Ocasio (Heat de Miami).

Completan la escuadra boricua Nélido Mir (Georgia), Giovanni Pérez, Carlos Soto, Daniel Colón, Orlando Pérez (Georgia), Marcos Hernández, Efraín Ortiz, Ramón Uribe, Manuel Peña (Kansas) y Ralphi Díaz.

Tras la inauguración el día 14, la acción del torneo, que tendrá un formato de todos contra todos, comenzará el martes 16 con dos partidos. El miércoles 17 será la segunda fecha, mientras que el viernes 19 será el último día de la ronda preliminar. Se espera que los boricuas jueguen en el segundo turno esas noches. El sábado 20 serán los partidos por las medallas.

“Queremos que la gente vaya a la cancha para crear fiebre y que los muchachos reciban el apoyo”, dijo Pérez.