Miami vence a San Antonio en tiempo extra

Por Pablo J. Maldonado / pablo.maldonado@primerahora.com 06/19/2013 |00:17 a.m.
La final de la NBA se irá al máximo de siete partidos. (AFP)  
Venció 103-100 a los Spurs de Antonio.

La temporada 2012-2013 de la NBA tendrá un partido más antes de concluir.

El Heat de Miami no tenía ninguna opción que no fuera ganar para optar por revalidar el campeonato de la NBA , y así lo hizo al derrotar en tiempo extra, 103-100 a los Spurs de San Antonio y forzar así un séptimo y decisivo partido el próximo jueves.

LeBron James anotó 32 puntos, la mayoría durante el último parcial, 11 asistencias y 10 rebotes para liderar una vez más al aún equipo campeón de la NBA en el partido más cerrado de lo que va de serie final.

La primera mitad estuvo cerrada, como fue el patrón de los juegos anteriores de la serie.

 Sin embargo, por Miami, la bujía ofensiva fue Mario Chalmers, con 14 puntos, incluyendo dos bombazos, uno de ellos que le dio la primera delantera al Heat desde que Chris Bosh anotó el primer canasto del partido, 27-24, cuando restaban 48 segundos del primer parcial. 

Pero Tim Duncan tendría el papel protagonista de la primera mitad. Con un Manu Ginóbili desaparecido –cero puntos y cuatro turnovers– y una discreta actuación ofensiva de Tony Parker, Duncan culminó la mitad con la friolera de 25 puntos y un acierto de 11 de 13 tiros de campo.

Los Spurs entonces obligaron a LeBron James a pasar el balón y ajustaron en defensa para que el Heat tuviera que tomar tiros de media distancia.

Así las cosas, Duncan consiguió el empate, 44-44, y le dio la delantera a San Antonio, 46-44, con poco más de cinco minutos por jugar del segundo cuarto.

Con un avance de 15-4, los Spurs terminaron arriba la primera mitad con marcador de 50-44.

El tercer parcial comenzó con un triple de Ginóbili para librar la coca, pero Chalmers ripostó con otro bombazo para Miami.

Miller acercó al Heat a un punto, 57-56, con una penetración, pero los Spurs mantuvieron la calma.

 Amparados en nueve puntos de Parker durante el parcial y una férrea defensa sobre James, quien erró tiros que usualmente encesta, se despegaron por 12 puntos en dos ocasiones, 68-56 con poco más de cuatro minutos en el reloj y luego, 75-63, tras penetración de Gary Neal restando un minuto.

 El tercer parcial acabó con San Antonio arriba por 10 puntos, 75-65.

Cuando parecía que se repetiría la tendencia de un equipo que hace un avance para despegarse y ganar cómodamente, LeBron y el Heat se negaron a entregar su corona.

El cuarto parcial comenzó con un avance de 8-2 a favor de Miami tras triples de Chalmers y Miller, y una penetración de James.

Con una excelente defensa que limitó el juego de Duncan y Parker, además de que los tiradores de los Spurs no estuvieron acertados, llegó el momento del Jugador Más Valioso.

James anotó 16 puntos durante el último periodo para mantener con vida a Miami, cuyo avance llegó a ser de 19-7 cuando restaban seis minutos de juego.

 Miami perdía por tres puntos, 95-92, cuando restaban 5.2 segundos del tiempo reglamentario, luego que Kawhi Leonard fallara uno de dos intentos del tiro libre que hubiera hecho la diferencia para los Spurs.

 Entonces James intentó empatar con un tiro de tres que no acertó, pero Bosh se encargó de coger el rebote ofensivo y el veterano Ray Allen se encargó de encestar el canasto de la noche con un bombazo que envió el partido a tiempo extra.

Durante la prórroga, la defensa de Miami, además de los múltiples turnovers de Ginóbili –totalizó ocho en el partido– inclinó la balanza hacia los locales, que terminaron con la victoria y con la oportunidad de disputar el séptimo partido en su casa.

Por Miami, Chalmers terminó la noche con 20 puntos, Wade sumó 14 y Bosh anotó 10, con 11 rebotes y dos importantes tapones al final.

Duncan finalizó con 30 puntos –20 de ellos en la primera mitad– y 17 rebotes, Leonard aportó 22 tantos y 11 tablas, y Parker, 19 puntos y ocho asistencias.

El partido final de la serie será mañana, jueves, a las 9:00 de la noche.