Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

“No podemos ser cómplices en esa afrenta”

Por Carlos González / [email protected] 02/06/2018 |11:45 p.m.
Carlos Rivera -a la derecha- atenderá la situación salarial de los jugadores del BSN este jueves. (Archivo)  
La reducción en los salarios no ha sido de mucho agrado para la Asociación de Jugadores.

La determinación de que los jugadores nativos del Baloncesto Superior Nacional (BSN) podrían experimentar una reducción de  hasta un 25% en los salarios durante la venidera temporada 2018, no ha sido algo de mucho agrado para la Asociación de Jugadores. 

Estos esperan ahora por el regreso de Carlos Rivera, presidente de la agrupación, para delinear los pasos para contrarrestar la propuesta aprobada por la Junta de Directores del BSN.

Los apoderados de las franquicias acordaron bajar el tope salarial de $80,000 a $60,000 por un año, pero ese máximo no aplicaría, por el momento, a los contratados en calidad de refuerzos.

El torneo comenzará el 5 de mayo próximo. 

“Hay jugadores que han dicho que bajo esas circunstancias lo mejor sería no jugar”, dijo Víctor Vélez, asesor legal de la Asociación. 

“Carlos (Rivera) llegará desde Argentina el miércoles y la directiva de la Asociación se reunirá el jueves para discutir el asunto y trazar las estrategias. Luego, planificamos ir a la oficina de Fernando Quiñones (presidente del BSN) aunque no nos ha confirmado fecha”, agregó.

Vélez reclamó que la decisión de la Junta de Directores fue unilateral y viola los acuerdos colectivos que habían logrado el año pasado.

“Fue una determinación amplia y vaga que se presta para cualquier cosa. Sin hacer estudios ni consideraciones hacia nosotros para darnos el espacio para discutirlo en una asamblea. Tampoco tomaron en cuenta  los efectos en la economía ni en los jugadores. No podemos ser cómplices en esa afrenta”, expresó. Vélez, quien impulsará el diálogo entre ambas partes para  encontrar un punto medio.

“Creo en la negociación, pero no vamos a aceptar lo que hicieron unilateralmente alterar lo que se había acordado”, concluyó.

Regresa a la portada