Permea el respeto en la rivalidad entre Leones y Capitanes

Por Fernando Ribas Reyes 08/23/2018 |11:45 p.m.
Los equipo valoran su riña deportiva.
La serie semifinal entre Leones y Capitanes en la sexta serie de postemporada que enfrentan estas franquicias en años consecutivos.  

Arecibo. Coincidió el columnista e historiador ponceño Pedro Carlos Lugo con su colega arecibeño Pachy  Rodríguez en que la rivalidad entre los Leones y los Capitanes, que anoche tomó vida una vez más, pudo haber comenzado en el 1959.

Fue ese año el primer campeonato de Arecibo ante Ponce, que tenía entonces dos títulos nacionales.

“Se puede decir que ahí comenzó”, dijo Lugo, quien junto a Rodríguez recordó a jugadores de esa final como Juan ‘Pachín’ Vicens, Bill MMcCadney y José ‘Fufi’ Santori, entre otros.

Anoche, en el coliseo Manuel ‘Petaca’ Iguina, se revivió esa rivalidad entre estas dos franquicias que suman 20 títulos nacionales.

La leyenda ponceña, Javier Antonio ‘Toñito’ Colón, estaba anoche en el Petaca Iguina como asistente de los Leones, y a preguntas sobre la rivalidad entre estas dos franquicias, fue directamente a la serie del 1992, ganada por Ponce. 

Esa fue la primera final de Arecibo desde su campeonato en el 1959. “Ese fue un clásico que todo el mundo debería ver. Ese fue el verdadero BSN, sin paños tibios. En esa serie, que se jugaba en Arecibo en la Pancho Padilla, toda la fanaticada estaba encima de ti desde las cuatro de la tarde. Esa serie era lo que es representar al pueblo de uno”, recordó.

Aquel episodio lo recordó también el actual dirigente de los Capitanes, Rafael ‘Pachy’ Cruz.

“Esa serie la vi sentado en las escaleras de la Pancho Padilla porque no cabía la gente. Dos temporadas después debuté en el BSN”, recordó. “Jugué luego con Toñito. También en esta rivalidad está Ángel Daniel (Vassallo) y Carlos Rivera, quienes están en Ponce, pero con quienes mantengo amistad. Siempre ha habido una línea bien estrecha. Cuando acaba todo, la amistad prevalece”, agregó.

Curiosamente, los Leones y los Capitanes han sufrido grandes baches de campeonatos.

Ponce estuvo 24 años sin ganar a partir de su título en el 1966. 

Arecibo pasó 46 años sin celebrar en grande desde el título en el 1959. Vassallo, quien juega para Ponce tras un cambio desde Arecibo, ha vivido la más reciente historia de esta rivalidad de Norte y Sur. 

Con esta serie que inició anoche, Ponce y Arecibo se han cruzado en seis postemporadas corridas. 

Los Leones ganaron sus dos más recientes campeonato sobre los Capitanes. 

Los norteños han sido quienes han eliminado a los sureños en los pasadas dos temporadas.

Vassallo ha estado en el lado perdedor y en el ganador y se ha expresado al respecto públicamente en el pasado.

“La rivalidad ha escalado en los últimos años. Es una rivalidad bonafide, inclusive en la temporada regular. Siempre, en todos las series, ocurre algo. A quien le gusta el básket, se lo va a disfrutar”, dijo.

Regresa a la portada