Revolución total en FIBA

11/12/2012 |
COMPLICADO Con el nuevo formato de clasificación que impondrá la FIBA a partir del 2017, Puerto Rico y el resto de las selecciones de baloncesto tendrán que clasificar al Mundial a través de varias eliminatorias. Pero el presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Carlos Beltrán, entiende que sería mucho más costoso para el organismo y mucho más difícil para poder contar con jugadores que están activos en ligas del exterior. (Archivo)  
Eliminarán los Preolímpicos continentales y los Premundiales.

Olvídese de Preolímpicos y Premundiales a nivel continental. El sistema que usted conoce de clasificación FIBA para Mundiales de Baloncesto y Olimpiadas dejará de existir a partir del 2017.

Según lo aprobado este fin de semana por el Buró Central de FIBA durante su reunión en Kuala Lumpur, Malasia, las clasificatorias cambiarán drásticamente para asemejarse al estilo que utiliza actualmente la FIFA en el fútbol.

A partir de noviembre de 2017 habrá eliminatorias regionales en grupos de cuatro en los cuales habrá juegos de ida y vuelta.

“Bajo ese formato podría darse por ejemplo que haya un grupo compuesto por Cuba, República Dominicana, Islas Vírgenes y Puerto Rico en el cual habrá juegos de ida y vuelta entre cada uno. Esto aseguraría juegos caseros para todo el mundo”, sostuvo el presidente de FIBA-Américas, Alberto García, al conversar telefónicamente con Primera Hora desde Malasia.

“De ahí clasificarían tres e irían contra otros clasificados de otros grupos en la siguiente eliminatoria. De esta forma se irían eliminando hasta escogerse un total de siete países que clasificarán de América al Mundial, donde para el 2019 habrá 32 equipos participantes en vez de 24”.

Ese proceso clasificatorio incluiría eliminatorias en noviembre de 2017, los meses de febrero, junio, septiembre y noviembre de 2018 y febrero de 2019 para ir al Mundial en verano de 2019.

Una vez en el Mundial, los dos mejores equipos de América, los dos mejores de Europa, uno de África y uno más entre Asia y Oceanía serían los seis clasificados automáticos a las Olimpiadas.

“Por ejemplo, si Estados Unidos terminara primero y Argentina séptimo, pero son los dos primeros de América, esos serían los que tendrían boleto directo a las Olimpiadas, irrespectivamente de que Argentina estuviera séptimo a nivel general en la Copa Mundial”, dijo García.

El resto de los boletos olímpicos se decidirían a través de cuatro repechajes continentales en el 2020.

“Es un proceso más complicado, pero que da mayor participación y juegos locales a federaciones que ahora mismo no tienen fuerza. Nos ayudará a masificar el deporte a nivel de América en lugares como Barbados y otras Antillas Menores. Lo mismo sucederá en Europa, Asia y África”, opinó García.

Por otro lado, este nuevo formato podría ocasionar la desaparición de los torneos Centrobásket, ya que perderían su mayor atractivo, que es servir de clasificación para otros torneos de mayor envergadura. Igual podría suceder con los torneos continentales de las Américas y Europa, que básicamente serán decorativos.

“Hay objeción de Europa por eso mismo, porque el Eurobásket desmerecerá y porque los equipos nacionales podrían tener problemas a la hora de convocar sus estelares para tantos clasificatorios en plena temporada de la ULEB”, dijo García.

“Pero esto abonará a que las federaciones también se esfuercen por abultar su profundidad de talentos, usando sus prospectos en los primeros niveles clasificatorios y guardando a sus estrellas para las fases finales”.

Molesto Beltrán

En el caso de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, su presidente, Carlos Beltrán, criticó la movida al aducir que incrementará los gastos de viaje del combinado, además de complicar la convocatoria y entrenamiento de los jugadores.

Según Beltrán, muchos de los integrantes del equipo estarán activos en diferentes ligas durante algunas de las clasificatorias propuestas.

“Para mí se quieren copiar del fútbol, donde todos los partidos son interesantes no importa quien juegue. Pero en el baloncesto, si me toca jugar con islas Caimán aquí, ¿quién va a ver eso? No es una propuesta atractiva al fanático en las primeras etapas”, dijo Beltrán.

Lo más relevante del nuevo formato

La Copa Mundial de Baloncesto FIBA se llevará a cabo en el transcurso de dos años y constará de seis eliminatorias que se celebrarán en noviembre de 2017; febrero, junio, septiembre, noviembre de 2018, y febrero de 2019. 

Los equipos nacionales se agruparán en dos divisiones –División A y División B– con grupos de tres o cuatro equipos en un sistema abierto, con ascensos y descensos. Los partidos en el periodo de clasificación se jugarán en un formato de partidos de local y de visitante.

Asia y Oceanía jugarán en un combinado de Asia y el Pacífico para clasificar a la Copa Mundial de Baloncesto FIBA.

A partir del 2017, el campeonato continental (Campeonato FIBA-Américas) se llevará a cabo cada cuatro años (2017, 2021, 2025) con un sistema similar de clasificación al de la Copa Mundial de Baloncesto FIBA, pero no será clasificatorio al Mundial u Olimpiadas.

La calificación para los Juegos Olímpicos de 2020 será a través de la Copa Mundial de Baloncesto FIBA del 2019 y cuatro torneos de Clasificación Olímpica, que se celebrarán en cuatro zonas.